Enlaces para accesibilidad

Un nuevo Egipto aguarda


La policía y soldados garantizaron el tráfico y el tránsito de personas en una despejada plaza Tahir.

La policía y soldados garantizaron el tráfico y el tránsito de personas en una despejada plaza Tahir.

Despejan la plaza Tahir al anuncio de que los militares tomarán provisionalmente el poder durante seis meses hasta convocar elecciones.

Poco a poco la plaza Tahir se va despejando y los miles de manifestantes que se congregaron ahí los pasados días desaparecen entre los camiones del ejército que ahora ordena la salida de los que aún permanecen en el lugar.

Decenas de manifestantes egipcios que permanecían en la plaza Tahir de El Cairo fueron acordonados por soldados y la policía militar, bajo la orden de abandonar la plaza a riesgo de ser arrestados.

"Nos queda media hora, estamos rodeados por la policía militar. No sabemos qué hacer. Estamos discutiendo qué hacer ahora", dijo a Reuters uno de los manifestantes, Yahya Saqr, añadiendo que un alto cargo "nos ha dicho que tenemos una hora para abandonar la plaza o enfrentarnos a una detención".

Testigos dijeron que la policía militar con boinas rojas había rodeado a los manifestantes, apoyada por decenas de soldados.

Negociaciones con los militares

Algunos de los organizadores de las protestas contra Mubarak a través de las redes sociales anunciaron que se han reunido con los dirigentes del Ejército para discutir reformas democráticas previas al referéndum constitucional que las Fuerzas Armadas harán dentro de dos meses.

"Nos reunimos con el Ejército para comprender su punto de vista y presentar el nuestro", declaran los ocho miembros del grupo (entre quienes están Wael Ghonim y el bloguero Amr Salam) en una nota titulada 'Cita con el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas'.

Los militares se comprometieron también a "juzgar a todos los acusados de corrupción, cualquiera sea su cargo actual o anterior," y a "encontrar a todos los desaparecidos durante la revuelta", añade.

En manos del Ejército

El nuevo gobierno militar de Egipto disolvió el Parlamento, suspendió la constitución y anunció que estará en el poder sólo por seis meses o hasta que se realicen elecciones, tras la caída del presidente Hosni Mubarak.

La constitución de Egipto fue escrita incorporando garantías para mantener a Mubarak en el poder, las elecciones fueron arregladas en favor de su partido gobernante y grupos de oposición como los Hermanos Musulmanes fueron en ocasiones hostigados.

Mientras tanto, la institución militar intenta sostener la fuerte caída de la economía egipcia en los mercados internacionales propiciada durante las protestas.

Las cuentas de Mubarak

Gran Bretaña recibió una solicitud de Egipto de congelar las cuentas de varios ex dirigentes, según informó el ministro de Relaciones Exteriores, William Hague.

"Desde luego cooperaremos con esta solicitud, trabajando con la Unión Europea y con nuestros socios internacionales, tal como ya lo hicimos en el caso de Tünez", dijo Hague en el parlamento.

También el jefe de 17 ministros de Finanzas de la Eurozona, Jean-Claude Juncker, se mostró favorable a congelar los haberes en la Unión Europea de Mubarak, como ya hizo Suiza tras las severas críticas que ha recibido Europa por su tibio manifiesto ante las protestas.

XS
SM
MD
LG