Enlaces para accesibilidad

Un dólar por agua del grifo

  • Faiza Elmasry

Unicef ha logrado recaudar $2,5 millones de dólares en los últimos cinco años.

Unicef ha logrado recaudar $2,5 millones de dólares en los últimos cinco años.

Unicef ‘Agua del grifo’ propone donar un dólar por cada vaso de agua en restaurantes para dar agua potable a los niños de todo el mundo.

La mayoría de los restaurantes estadounidenses ofrecen a sus clientes un vaso de agua del grifo sin coste alguno, pero esta semana muchos restaurantes han comenzado a pedir un dólar por él.

Carteles en las meses explican que esta pequeña suma sirve para ayudar a los niños de todo el mundo a que tengan acceso al agua potable: el proyecto ‘Unicef agua del grifo’.

Esta iniciativa tiene un único objetivo: "Unicef busca llamar la atención sobre el hecho de que más de 900 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso al agua potable limpia y saludable", expresa Caryl Stern, director del fondo de EE.UU. para el Unicef.

Las enfermedades transmitidas a través del agua son la segunda causa más alta de mortalidad infantil prevenible en el mundo, añade Stern. "Cada día unos 4.100 niños mueren simplemente porque no tienen ese acceso; 4100 todos los días".

Esta campaña pretende animar a la gente que se modifique esa estadística con una acción simple y asequible: el pago de un dólar por el vaso de agua del grifo que se consume en los restaurantes.

"Con un dólar compra agua de buena calidad y limpia para un niño durante 40 días", explica Stern.

Desde que comenzara hace cinco años con 300 restaurantes en Nueva York, el proyecto se ha extendido por todo el país, hasta el punto de que en 2011, cerca de 3.000 restaurantes participan en la campaña, señala Stern.

Con tan sólo $1 dólar se puede ayudar a salvar vidas, explica Unicef. "Hemos logrado recaudar $2,5 millones de dólares en los últimos cinco años. En 2010 se recaudó más de $1 millón, y este año esperamos superar eso".

Apoyo multitudinario

No sólo los restaurantes y los clientes respaldan el proyecto, detrás de él se encuentran también un grupo de famosos que se ha sumado a la iniciativa.

"Tenemos como embajadora de UNICEF Selena Gómez junto con Adrian Grenier, Dwight Howard de la NBA, la cantante Rihanna, la cantante de música country Taylor Swift y el comediante Robin Williams. Cada uno de ellos ha llenado una botella con agua del propio grifo de casa que serán sorteadas", dice Stern.

Con los fondos que se obtienen se realizan saneamientos y tanques de agua, explica Stern. "En algunos, estamos cavando un pozo, mientras que en otros, estamos purificando una fuente de agua que ya existe. Aún más, estamos educando a la gente acerca de lo que necesita saber con el fin de asegurar que el agua que están bebiendo es buena, el agua limpia, segura saludable en los 157 países de todo el mundo en que actuamos".

La provisión de agua potable es el primer paso hacia la creación de una vida mejor para las personas en estos países, concluye el experto.

XS
SM
MD
LG