Enlaces para accesibilidad

Tsarnaev ante las víctimas: "No culpable"

  • Voz de América - Redacción

Dzhokhar Tsarnaev se declaró no culpable de las 30 acusaciones frente a la jueza Marianne Bowler.

Dzhokhar Tsarnaev se declaró no culpable de las 30 acusaciones frente a la jueza Marianne Bowler.

Las familias de las víctimas de Boston asistieron a la presentación de Dzhokhar Tsarnaev ante la corte donde presentó su declaración de no culpable de las 30 acusaciones.

El presunto responable de los atentados de Boston, Dzhokhar Tsarnaev, se declaró no culpable de los 30 cargos de los que está acusado, 17 de los cuales pueden acarrear la pena de muerte o cadena perpetua.

El menor de los hermanos Tsarnaev dio la misma respuesta ante cada una de las acusaciones presentadas en la corte en el estado de Massachuetts: "No culpable", hablando con acento ruso, informa The Associated Press.

El boceto realizado en la corte muestra a Dzhokhar Tsarnaev y su abogada Judy Clarke, frente a la jueza Marianne Bowler.

El boceto realizado en la corte muestra a Dzhokhar Tsarnaev y su abogada Judy Clarke, frente a la jueza Marianne Bowler.

La agencia de noticias también informa que la hermana de Tsarnaev salió llorando de la corte, mientras el acusado miró a su familia y hizo un gesto de enviarles un beso.

Peter Brown, familiar de dos de las víctimas habló con la prensa luego de la audiencia y dijo que “la única opinión que tengo fue que cuando pude verlo, pareció como que tenía una sonrisa burlona".

También Brown explicó que "nunca nos miró, nunca se volvió hacia nosotros. Estábamos sentados directamente detrás de él, así que no pudimos verlo de frente”.

La audiencia se realizó bajo un fuerte operativo de seguridad y es la primera vez que Tsarnaev aparece en público desde que fue detenido el 19 de abril.

Las víctimas

Las lecciones de Boston

Incluso cuando la audiencia de Dzhokhar Tsarnaev se realizó en Boston, donde se produjeron los ataques terroristas por los que está acusado, en Washington DC dos comités del Congreso estadounidense se enfocaron en las lecciones que quedaron tras el atentado.

El presidente del Comité de Seguridad Interior del Congreso, el representante Michael McCaul de Texas, dijo que se verificó la existencia de una falla en las comunicaciones entre las autoridades federales de seguridad y la policía local en los meses precedentes al ataques, en relación con la visita a Rusia del mayor de los hermanos, Tamerlan Tsarnaev.

“Quedó demostrado que cuando las agencias fallan en el intercambio de información sobre los terroristas, no tienen la posibilidad de ver el scenario complete, que podría permitir identificar un ataque inminente”, dijo McCaul.

En tanto el ex alcade de Nueva York, Rudolph Giuliani, dijo que Estados Unidos debe adaptar sus técnicas de lucha contra el terrorismo ante el creciente número de ataques individuales por parte de los llamados “lobos solitarios”.

“Existen más dificultades para detectar a los potenciales atacantes porque ellos participan en unos pocos contactos electrónicos con las organizaciones que tenemos bajo vigilancia física o electrónica, o que podemos llegar a tener infiltradas con agentes encubiertos”, advirtió.

El experto en terrorismo de la Universidad de Georgetown, Bruce Hoffman, dijo a los legisladores que al-Qaeda aún representa una amenaza a pesar de los éxitos logrados por Estados Unidos en años recientes.

Si bien “lla muerte de Osama bin Laden significó un gran golpe para al-Qaeda, no está claro aún si fue necesariamente un golpe letal. Supuestamente al-Qaeda se encuentra en la actualidad presente en más lugares de los que estaba el 11 de septiembre de 2001,” dijo Hoffman.
Tras las dos explosiones que tuvieron lugar el pasado 15 de abril durante la maratón de Boston, Martin Richard de 8 años, Krystle Campbell de 29 y Lu Lingzi de 23, fallecieron y otras más de 200 personas resultaron heridas.

Sin embargo en la acusación contra Tsarnaev también está incluido el asesinato del policía del MIT (Massachuetts Institute of Technology), Sean Collier ocurrido tres días después del ataque, el jueves 18 de abril, momentos antes de que comenzara una cacería humana que se extendió por casi todo un día, hasta que Dzhokhar Tsarnaev fue capturado en las primeras horas de la noche del viernes 19 de abril.

Las familias de las víctimas asistieron al proceso judicial en contra del joven checheno-estadounidense sobre el que recaen cuatro cargos de asesinato, uso de arma de destrucción masiva, conspiración y atentado contra un lugar de uso público.

Tsarnaev, de 19 años, se encuentra en la cárcel de Fort Devens, aproximadamente a 60 kilómetros al oeste de Boston.
XS
SM
MD
LG