Enlaces para accesibilidad

EE.UU. reacciona a muerte de Fidel Castro

  • Voz de América - Redacción

Fidel Castro en visita al Comité de Relaciones Exteriores del Senado, frente al Capitolio. El primer ministro cubano de 32 años que visitó Washington el 17 de abril de 1959 y conversó con miembros del comité.

Fidel Castro en visita al Comité de Relaciones Exteriores del Senado, frente al Capitolio. El primer ministro cubano de 32 años que visitó Washington el 17 de abril de 1959 y conversó con miembros del comité.

El presidente Barack Obama y el mandatario electo, Donald Trump, hicieron sus respectivos comunicados sobre la muerte del líder cubano, además de sus aportes a la historia de la isla y sus relaciones con los Estados Unidos.

La Casa Blanca valoró la muerte de Fidel Castro en un comunicado de prensa en el que se describió al exmandatario comunista como un personaje que "alteró el curso de vidas individuales, familias y de la nación cubana".

De esta forma el presidente de EEUU, Barack Obama, aseguró que será la historia quien juzgue el "inmenso impacto" de esta "singular figura”

El dirigente afroamericano quiso extender "una mano de amistad al pueblo cubano" en un momento de "emociones poderosas".

"La historia registrará y juzgará el inmenso impacto de esta singular figura en las personas y el mundo a su alrededor", enfatizó el mandatario estadounidense.

Según Obama, la relación entre EE.UU. y Cuba estuvo marcada durante casi décadas por "profundos desacuerdos políticos", pero durante su presidencia se ha "trabajado duro para dejar atrás el pasado" con el proceso de normalización bilateral y la restauración de las relaciones diplomáticas.

El objetivo de esa normalización es perseguir "un futuro en el que la relación entre nuestros dos países se defina no por nuestras diferencias, sino por las muchas cosas que compartimos como vecinos y amigos - vínculos de familia, cultura, comercio y una humanidad común", resumió Obama.

Por su parte el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, emitió un comunicado donde aseguró que “El mundo marca el fallecimiento de un brutal dictador que oprimió a su propio pueblo por cerca de seis décadas”.

“El legado de Fidel Castro es uno de escuadrones de fusilamiento, robo, sufrimiento inimaginable, pobreza y la negación de los derechos humanos fundamentales”, agregó.

Trump explicó que “mientras Cuba sigue siendo una isla totalitaria, es mi deseo que este día signifique alejarse de los horrores que han durado demasiado, e ir hacia un futuro en el que el maravilloso pueblo cubano finalmente viva en la libertad que tanto merece”.

Dijo que: “aunque las tragedias, muertes y dolor causados por Fidel Castro no puedan ser borrados, nuestro gobierno hará todo lo posible porque el pueblo cubano pueda finalmente iniciar su viaje hacia la prosperidad y la libertad”.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG