Enlaces para accesibilidad

Trump abre la puerta para reunirse con líder de Norcorea


Trump advirtió la semana pasada en una entrevista con Reuters que es posible un "gran, gran conflicto" con Corea del Norte por sus programas de armas nucleares y misiles balísticos, mientras que China dijo que la situación en la península coreana podría escalar o salirse de control.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abrió la puerta el lunes para un posible encuentro con el líder de Corea del Norte Kim Jong Un.

Trump dijo que estaría “honrado” de reunirse con el joven gobernante bajo las circunstancias correctas, pese a que Pyongyang sugirió que seguirá probando armas nucleares.

"Si fuera apropiado que nos reuniéramos lo haría, estaría honrado de hacerlo", dijo Trump en una entrevista con Bloomberg News. "Lo haría bajo las circunstancias correctas", agregó.

El presidente no aclaró las condiciones que se requerirían para el encuentro o cuándo podría ocurrir, pero luego la Casa Blanca dijo que hay varias cosas que Corea del Norte debería cambiar para la reunión.

"No creo que esto pase pronto", sostuvo el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

El líder norcoreano Kim Jong saluda durante un desfile militar en Pyongyang, Corea del Norte, el 15 de abril de 2017.
El líder norcoreano Kim Jong saluda durante un desfile militar en Pyongyang, Corea del Norte, el 15 de abril de 2017.

Trump, quien asumió en enero, había dicho durante la campaña presidencial que le gustaría reunirse con Kim.

Desde su asunción, su gobierno sostiene que Corea del Norte debe aceptar abandonar su programa nuclear.

El viernes, el secretario de Estado Rex Tillerson dijo en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidos que su gobierno no negociaría con Corea del Norte.

El vicepresidente estadounidense Mike Pence indicó el lunes temprano que Trump ha dejado en claro "que la era de la paciencia estratégica terminó".

Una portavoz del Departamento de Estado dijo el lunes en un comunicado que "Estados Unidos sigue abierto a conversaciones creíbles sobre la desnuclearización de la Península Coreana; sin embargo, las condiciones deben cambiar antes de que haya espacio para que reinicien las conversaciones".

Más temprano, el Gobierno norcoreano sugirió que continuará con las pruebas de armas atómicas al decir que reforzará su fuerza nuclear "al máximo" de manera "consecutiva y sucesiva en cualquier momento" ante lo que describió como la agresión y la histeria de Estados Unidos.

El senador John McCain (R-Ariz.) Habla a los periodistas en Capitol Hill en Washington, el 6 de abril de 2017.
El senador John McCain (R-Ariz.) Habla a los periodistas en Capitol Hill en Washington, el 6 de abril de 2017.

McCain "muy escéptico"

El presidente del Comité de Servicios Armados del Senado, el republicano John McCain, dijo que está "muy escéptico" sobre si algo positivo podría surgir de una reunión de Trump-Kim.

"No lo sé, lo dudo", dijo McCain. "Creo que tendrías que tener algunos parámetros antes de que tal reunión tuviera lugar".

El senador independiente Angus King dijo: "Preferiría tener algunas comunicaciones directas, ya sea a nivel de secretaria de estado o incluso a nivel presidencial, en lugar de disparar fusilamientos verbales".

Pompeo se reúne en Corea del Sur

El jefe de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense, Mike Pompeo, ha estado en Seúl hablando de la amenaza norcoreana con funcionarios de inteligencia de Corea del Sur y asesores presidenciales de alto nivel.

También se reunió con las Fuerzas de Estados Unidos y los funcionarios de la embajada de los Estados Unidos.

Las discusiones llegan cuando Pyongyang declaró que ante la nueva presión estadounidense por las sanciones de Estados Unidos contra Corea del Norte, "aceleraría" su disuasión nuclear "al máximo ritmo".

El Director de la CIA, Mike Pompeo, responde a las preguntas del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) en Washington, el 13 de abril de 2017.
El Director de la CIA, Mike Pompeo, responde a las preguntas del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) en Washington, el 13 de abril de 2017.

Ex comandante de las Fuerzas de EE.UU. dice que no es práctico

"No vamos a conseguir que los norcoreanos renuncien a sus armas nucleares", dijo el General (Ret.) John Wickham, Jr. a VOA.

"Pero eso no significa que no podamos hacer las cosas para restringirlas como lo hicimos con la Unión Soviética durante la Guerra Fría, e Irán ahora", agregó.

Sin embargo, una reunión de Trump-Kim podría conducir a la reanudación del dilatado diálogo de seis naciones con nuevas inspecciones a las instalaciones de las armas que tiene Corea del Norte, dijo Wickham, que también se desempeñó como jefe de personal del Ejército de EE.UU.

Agregó que se posibilitarían los controles sobre las exportaciones de sus tecnologías nucleares y e sus misiles, además de ser posible que ese país asiático se una al Tratado de No Proliferación.

Varios miembros del Senado de los Estados Unidos, que hablaron con VOA, son más circunspectos.

Dar una bendición a los líderes de países como Corea del Norte o Filipinas, con sus "actitudes dictatoriales anti-derechos humanos", es "mala política y envía un mensaje equivocado a millones de personas en todo el mundo que buscan a América por liderazgo moral, "Dijo Mark Warner, el principal demócrata del Comité de Inteligencia del Senado.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG