Enlaces para accesibilidad

Fuerzas aliadas derriban puerta de hospital afgano bombardeado

  • Voz de América - Redacción

Christopher Stokes, director de Médicos Sin Fronteras observa la puerta del hospital de Kunduz, Afganistán derribado por tropas de EE.UU. y afganas que fueron a evaluar los daños del bombardeo del 3 de octubre.

Christopher Stokes, director de Médicos Sin Fronteras observa la puerta del hospital de Kunduz, Afganistán derribado por tropas de EE.UU. y afganas que fueron a evaluar los daños del bombardeo del 3 de octubre.

Un vocero del Pentágono dijo que "los soldados no sabían que el personal médico de Médicos Sin Fronteras estaban en el lugar cuando ellos ingresaron derribando la entrada principal del hospital".

El Pentágono reconoció el lunes que fuerzas estadounidenses y afganas que investigaban el mortal bombardeo a un hospital de Médicos Sin Fronteras en el norte de Afganistán, derribaron una puerta cerrada con candado en la instalación.

El incidente ocurre cerca de dos semanas después del ataque del 3 de octubre, en el que murieron al menos 24 personas.

El vocero del Pentágono, capitán Jeff Davis, dijo que los efectivos llegaron al hospital de Kunduz el jueves pasado para llevar a cabo "una evaluación de la integridad estructural" del edificio.

Davis agregó que los soldados no sabían que el personal médico de Médicos Sin Fronteras estaban en el lugar cuando ellos ingresaron derribando la entrada principal del hospital.

Refiriéndose al personal médico, Davis dijo que "comprensiblemente ellos no estaban contentos" con el incidente. También indicó que la puerta será reparada y que en las próximas semanas se emitirá un informe oficial sobre el bombardeo al hospital.

XS
SM
MD
LG