Enlaces para accesibilidad

Acuerdan disminuir las tensiones en Ucrania

  • Voz de América - Redacción

El secretario de Estado, John Kerry, estrecha la mano de su homólogo ruso, Serguei Lavrov, al final de una discusión bilateral sobre la situación en Ucrania.

El secretario de Estado, John Kerry, estrecha la mano de su homólogo ruso, Serguei Lavrov, al final de una discusión bilateral sobre la situación en Ucrania.

El pacto incluye la disolución de los grupos armados prorrusos, el desalojo de edificios, la entrega de armas y una amnistía para los manifestantes.

Los ministros de Exteriores de Rusia, Ucrania, la UE y Estados Unidos acordaron en Ginebra una hoja de ruta para disminuir las tensiones.

El secretario de Estado, John Kerry, dijo que esto parece ser un “acuerdo real”. Su colega ruso, Serguei Lavrov, dijo que trabajarán para establecer un diálogo nacional entre los ucranianos y asegurar los derechos de las personas.

Tanto Kerry como Lavrov dijeron que se ha acordado que los grupos militares ilegales en Ucrania deben ser disueltos y que todos los que ocupan edificios deben dejar las armas y salir de ellos.

Las partes acordaron una amnistía a los manifestantes prorrusos que han participado en la toma de edificios en Ucrania, excepto para quienes sean encontrados culpables de delitos graves.

Lavrov dijo que la crisis debe ser resuelta por los mismos ucranianos y que debe haber reformas constitucionales de largo plazo.

Kerry se refirió también a que la crisis había escalado al punto que se enviaron avisos “grotescos” a judíos en el este de Ucrania, en los que se exigía que se identificaran como tales.

Los acuerdos dejarían sin efecto, al menos por el momento, las sanciones económicas adicionales que Occidente planeaba imponer a Rusia.

Muertos y heridos

Al menos tres separatistas prorrusos murieron y 13 resultaron heridos en un enfrentamiento con guardias nacionales el jueves, en una base del pueblo ucraniano de Mariupol.

El ministro del Interior, Arsen Avakov, dijo que unos 300 separatistas atacaron la base con granadas y bombas de gasolina, pero que las tropas ucranianas desarmaron a la mayoría de los atacantes y arrestaron a 63.

El incidente tuvo lugar poco antes de la reunión de ministros en Ginebra, en la que además de Kerry y Lavrov participaron el ministro de Exteriores ucraniano, Andrei Deschchitsa, y la jefa de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton.

El presidente ruso, Vladimir Putin, había dicho más temprano que las conversaciones en Ginebra eran realmente importantes en la búsqueda de un compromiso en Ucrania.

Putin agregó que el único camino para regresar al orden en ese país es a través de un proceso democrático, pero había advertido que las tensiones podrían "obligarle" a enviar tropas al país vecino. "Espero realmente no verme obligado a usar este derecho", dijo

Remarcó que era una “tontería” pensar que haya unidades militares rusas en Ucrania y aseguró que las acciones separatistas están siendo llevadas a cabo por residentes locales, aunque admitió por primera vez que unidades rusas estuvieron en Crimea durante el referendo de anexión en marzo.

Opinión contraria expresó la embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Samantha Power, quien dijo el miércoles al Consejo de Seguridad de la ONU que hay evidencia importante del involucramiento de Rusia en los disturbios en el este de Ucrania, el cual describió como una campaña profesional muy bien orquestada de provocación y sabotaje.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG