Enlaces para accesibilidad

Tristeza de Hodges por dejar Ecuador


La embajadora de EE.UU. en Ecuador, Heather Hodges, afirmó que no le dieron tiempo para dar una respuesta.

La embajadora de EE.UU. en Ecuador, Heather Hodges, afirmó que no le dieron tiempo para dar una respuesta.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, calificó como vergonzoso e indignante el comportamiento de la embajadora.

La embajadora de Estados Unidos en Ecuador, Heather Hodges, afirmó estar entristecida por la decisión del gobierno de Ecuador de declararla persona non grata y conminarle a abandonar el país.

La decisión del gobierno ecuatoriano exhorta a Hodges a dejar Ecuador “en el menor tiempo posible”, tras no proporcionar una explicación satisfactoria sobre sus afirmaciones de corrupción policial difundidas en un artículo del diario El País de España, que usa como fuente unos cables diplomáticos obtenidos por WikiLeaks.

La embajadora estadounidense Heather Hodges, señaló que fue poco el tiempo que se le dio para dar una explicación, pues las preguntas hechas por el gobierno ecuatoriano debían ser enviadas a Washington para tener una respuesta.

“En el tema de WikiLeaks no tenemos mucha amplitud para hacer comentarios” dijo la diplomática. “Yo sabía que él (canciller Patiño) había hablado con (el subsecretario de Estado) Arturo Valenzuela y se lo dije: se que usted ha hablado con Arturo Valenzuela así que yo no voy a tener mucho más que decir, era poco tiempo para tener una respuesta esta mañana”, afirmó.

Por otra parte, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, calificó como vergonzoso e indignante el comportamiento de la embajadora Heather Hodges.

El mandatario afirmó que el mensaje enviado por ella y filtrado por WikiLeaks, está lleno de mala fe y que siempre sospechó que la diplomática estadounidense, quien es parte de la extrema derecha, era contraria al gobierno.

Lamentó que la funcionaria no haya podido dar explicaciones sobre estos documentos por la prohibición que tiene de su gobierno para referirse al tema.

Según el mandatario ecuatoriano, probablemente estos ataques, dirigidos al ex jefe de la policía, Jaime Hurtado, responden a que él ayudó a desbaratar las unidades que eran financiadas por la CIA y que eran pagadas por la embajada de los Estados Unidos.

“En todo caso ese mensaje está lleno de mala fe, siempre sospechamos que Heather Hodges era enemiga de nuestro gobierno” dijo Correa.

Parra el mandatario “el informe de Wikileaks es de cómo tres páginas y tiene una serie de informaciones de dentro de la policía, muestra que esta gente tiene a infiltrados en las Fuerzas Armadas y la policía, lo cual es un secreto a voces, pero que ya se lo utilice de forma institucionalizada por parte de la embajadora de los Estados Unidos en Ecuador, es realmente una audacia”.

El canciller de Ecuador Ricardo Patiño, destacó que “lo más grave es que, en esos cables, presuntamente firmados por la actual embajadora de Estados Unidos en Ecuador”, es que se dice que el presidente Correa, conocía que el ex comandante de la policía Jaime Hurtado Vaca, estaba involucrado en actos de corrupción y que lo nombró conociendo de su comportamiento supuestamente delictivo, por considerar que esa condición lo hacía “fácilmente manipulable”.

No obstante el canciller ecuatoriano aclaró que esta decisión no implica una ruptura de las relaciones con Estados Unidos ni tampoco una orden de expulsión de la diplomática.

“Yo esperaba que pueda decir esa no es una información real, no es una información cierta, simplemente dijo que esa era una información robada, por tanto no tengo nada que comentar sobre ello. Esta respuesta es absolutamente insuficiente e insatisfactoria para el gobierno del Ecuador”.

El gobierno ecuatoriano calificó como muy grave la intromisión de la diplomática estadounidense en asuntos internos y señaló que en el mensaje de WikiLeaks se manifiesta que la embajada estadounidense tiene una serie de informaciones recopiladas al interior de la policía ecuatoriana, lo cual demuestra que existen infiltrados dentro de las fuerzas del orden.

Analistas y sectores de la oposición calificaron la decisión del presidente Correa como apresurada y caprichosa y temen consecuencias negativas para Ecuador.

XS
SM
MD
LG