Enlaces para accesibilidad

Atentados dejan 42 muertos en el Líbano

  • Voz de América - Redacción

Una de las explosiones generó una densa columna de humo frente a una mezquita en el norte de la ciudad de Trípoli.

Una de las explosiones generó una densa columna de humo frente a una mezquita en el norte de la ciudad de Trípoli.

Dos atentados con coches bomba en la ciudad libanesa de Trípoli, provocaron la muerte de al menos a 42 personas este viernes, a la vez que la Cruz Roja Libanesa, dice que más de 500 personas resultaron heridas.

La Embajada de Estados Unidos en Beirut condenó los ataques "en los términos más enérgicos" y convocó a todas las partes a la calma y la moderación.

Una de las bombas explotó frente a la mezquita Taqwa en momentos en que concluían las oraciones del mediodía.

La mezquita es a donde el jeque Salem Rafei, un clérigo salafista opositor del grupo miliciano libanés Hezbollah, generalmente suele asistir para sus oraciones, aunque no está claro si en ese momento el jeque se encontraba en el lugar.

El segundo coche bomba estalló unos cinco minutos más tarde frente a la mezquita de Al Salam, en el distrito de Trípoli Al Mina.

Uno de los testigos que estaba en la mezquita, Hassan Kamel, explocó que “el jeque estaba en la mezquita rezando y de repente se produjo la explosión".

Kamel relató que todo lo que se veía por todas partes era "destrucción, los cuerpos de los muertos y personas heridas", y dijo que "condenamos todo lo que está pasando aquí en Trípoli".

Nadie se atribuyó responsabilidad por el ataque en forma inmediata. La milicia chiíta de Hezbollah condenó los ataques, diciendo que parecía ser un intento de incitar aún más a la violencia sectaria en el Líbano.

Las tensiones han ido en aumento durante la guerra civil en la vecina Siria, especialmente en Trípoli, donde los musulmanes sunitas que apoyan la insurrección armada en Siria se han enfrentado repetidamente con los partidarios del presidente sirio Bashar al-Assad.

El director del Centro Brookings en Doha, Salman Shaikh, advirtió a través de su cuenta de Twitter, que ahora es sólo cuestión de tiempo antes de que los grupos sunitas busquen venganza, diciendo que: "el ciclo de violencia la sectaria sólo va a empeorar".

La semana pasada un grupo islamista anti-Hezbollah autodenominado Brigadas de Aisha, llevó a cabo un atentado con coche bomba en Rweiss, un suburbio del sur de Beirut, que es un bastión de Hezbollah, provocando la muerte de 22 personas e hiriendo a más de 200.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG