Enlaces para accesibilidad

Avanza TLC entre Europa y EE.UU.

  • Voz de América - Redacción

El estadounidense Dan Mullaney (izq.) e Ignacio García Bercero, de la Unión Europea, forman parte de la mesa de negociación sobre un tratado entre Europa y EE.UU.

El estadounidense Dan Mullaney (izq.) e Ignacio García Bercero, de la Unión Europea, forman parte de la mesa de negociación sobre un tratado entre Europa y EE.UU.

La que llegaría a ser la zona de libre comercio más grande del universo entre Estados Unidos y la Unión Europea generaría $100 mil millones de dólares al año, de acuerdo a los economistas

Estados Unidos y la Unión europea iniciaron la cuarta ronda de negociaciones con miras a establecer el mercado de libre comercio más grande del mundo.

Con la economía de la Eurozona recientemente golpeada por la recesión, los gobiernos de la unión ven un acuerdo con EE.UU. como la mejor forma de creación de empleos.

Según los economistas, un pacto para consolidar un mercado cuyo comercio representa la mitad de la economía mundial, puede generar $100 mil millones de dólares, cada año, a ambos lados del Atlántico.

La Unión europea y Estados Unidos comercializan $3 mil millones de dólares cada día. De lograrse un acuerdo sobre la zona de Libre Comercio, esta abriría un mercado de 800 millones de personas donde los negocios se harían libremente, sin impuesto alguno.

Políticos europeos han insistido en que el apoyo del público es crucial para que tanto el Parlamento Europeo como el Congreso de Estados Unidos ratifiquen el acuerdo, una vez aprobado.

Varios legisladores europeos han dicho que rechazarán iniciativas que no cuenten con apoyo popular. Muchos consumidores y grupos ambientalistas europeos ya han expresado su malestar ante la posibilidad de que el acuerdo dé carta blanca a las empresas estadounidenses para operar libremente en Europa y burlar estrictas regulaciones europeas sobre seguridad y medioambiente.

Las conversaciones se han oscurecido debido a la desconfianza causada por Washington por informes de espionaje a varios líderes mundiales, entre ellos a la canciller alemana Angela Merkel.

Funcionarios de la Unión Europea también expresaron preocupación por temas sensitivos como el de los alimentos genéticamente alterados, que están prohibidos en Europa, pero no en Estados Unidos.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG