Enlaces para accesibilidad

Ocupemos Wall Street se juega su futuro

  • Voz de América - Redacción

Un manifestante de "Ocupemos" dentro de las oficinas de un banco en San Francisco, en noviembre del año pasado.

Un manifestante de "Ocupemos" dentro de las oficinas de un banco en San Francisco, en noviembre del año pasado.

Corto de fondos y de ideas y acusando fatiga mediática, el movimiento espontáneo ha convocado a manifestaciones en todo Estados Unidos para este Día de los Trabajadores.

El movimiento espontáneo “Ocupemos Wall Street”, que tanto llamó la atención del público y los medios el año pasado al surgir como una manifestación en contra de la avaricia corporativa y las desigualdades económicas, podría jugarse su futuro, al haber prometido para este martes 1 de mayo, un día de manifestaciones en Nueva York y en todo Estados Unidos.

El problema que enfrenta el movimiento desde el otoño pasado, cuando decenas de manifestantes establecieron una vigilia en el parque Zucotti de Manhattan y Occupy se jactó de tener 500.000 dólares en el banco, es que las donaciones se han ido reduciendo hasta un punto en el que Occupy se quedó sin fondos a principios de este año.

No obstante, se esperan docenas de acciones para hoy, aunque hay algo de escepticismo sobre la concurrencia y sobre si supondrá un resurgir de Occupy. La jornada fue calificada en principio de "huelga general", pero las organizaciones laborales no quisieron rubricar ese lema.

Inspirado por la Primavera Árabe y por el movimiento de los "indignados" en España, los manifestantes de Wall Street atacaron el año pasado las políticas financieras estadounidenses, a las que responsabilizan de la brecha de ingresos entre ricos y pobres - entre el 1 y el 99 por ciento de la población, como ellos dicen.

También hay pruebas de fatiga mediática, dado que las menciones al término "Occupy Wall Street" han caido un 75 por ciento este mes frente al año pasado.

Chris Hedges, ex periodista y en el pasado seguidor de Occupy Wall Street, dijo que la iniciativa se ha visto plagada de problemas internos a medida que crecía. Añadió que no esperaba que el Primero de Mayo "resucitara el movimiento".

Por el momento, la principal amenaza de desórdenes es en San Francisco, California, donde ha habido exhortaciones de bloquear el puente Golden y de parar los transbordadores que dan servicio en esa área de la bahía.

Una coalición de trabajadores del puente Golden Gate y conductores de autobuses dijeron que se unirán a los piquetes de huelga, que podrían abarcar hasta el área de las casetas de pago de peaje. Se prevé que los activistas de Ocupemos en San Francisco y Oakland participarán en la manifestación.

"Pedimos a nuestros seguidores que participen con nosotros en los piquetes de huelga el Primero de Mayo y mantengan abierto el puente", destacó Alex Tonisson, copresidente de la Coalición de Trabajadores del puente Golden Gate.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG