Enlaces para accesibilidad

Dilma Roussef: "Las marcas de la tortura forman parte de mí"

  • Voz de América - Redacción

La presidenta Roussef de Brasil llora durante la inauguración de la Comisión de la Verdad.

La presidenta Roussef de Brasil llora durante la inauguración de la Comisión de la Verdad.

Un periódico local cuenta el testimonio de Dilma Rousseff sobre las torturas que recibió cuando era guerrillera y fue detenida en los 70. Recibió golpizas, descargas eléctricas, simulacros de fusilamiento y perdió un diente.

El periódico local Estado de Minas ha revelado el testimonio de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff ante un comité de derechos humanos hace 11 años. Rousseff contó cómo durante los el tiempo que estuvo detenida por la dictadura militar en los años 70 sufrió distintos métodos de tortura.

“Quedé presa tres años. El estrés es feroz, inimaginable. Descubrí por primera vez que estaba sola. Encaré la muerte y la soledad (…) Las marcas de la tortura soy yo. Son parte de mí”, declaró la presidenta.

La presidenta ha contado como la bofeteaban y la sometían al “pau de arara” o “palo del loro”, que consiste en atar al preso a una vara con las piernas y manos dobladas para reciba golpes de forme indiscriminada. “La gente no aguanta mucho tiempo” contó la mandataria.

Rousseff ha contado como además fue sometida a tácticas como el simulacro de fusilamiento, las descargas eléctricas, o puñetazos como el que le hizo perder un diente.

La presidenta comenzó a militar en la guerrilla en contra de la dictadura militar brasileña (1964-1985) cuando tenía 16 años y fue detenida en 1970.

Ahora, como mandataria, Rousseff ha creado la Comisión de la Verdad para investigar los crímenes durante la dictadura, aunque no ha derogado la amnistía sobre los represores, vigente desde 1979.
XS
SM
MD
LG