Enlaces para accesibilidad

Más de un centenar de tornados en el centro de EE.UU.

  • Voz de América - Redacción

Una bandera fue colocada sobre parte de los escombros que quedaron en Woodward, Oklahoma.

Una bandera fue colocada sobre parte de los escombros que quedaron en Woodward, Oklahoma.

Advierten sobre severas tormentas y tornados para este lunes en partes del Valle Alto del Río Mississippi, Iowa, Minnesota y Wisconsin.

Más de 120 tornados fueron reportados durante el fin de semana cuando un extenso sistema de tormentas se abatió sobre el centro oeste de los Estados Unidos.

El Servicio Meteorológico Nacional advierte este lunes 16 de abril de 2012 sobre posibles severas tormentas y tornados para esta tarde en partes del Valle Alto del Río Mississippi y para el noreste de Iowa, el sureste de Minnesota y la mayor parte del occidente y centro de Wisconsin.

En el condado Woodward, en Oklahoma, las autoridades informaron que por lo menos 89 viviendas y 13 comercios fueron destruidos. Las clases han sido canceladas este lunes 16 de abril de 2012, pero todas las escuelas reabrirán el martes.

Por lo menos seis personas murieron en la población, entre ellas tres niños, y decenas quedaron heridas. La última víctima fatal falleció este lunes por las heridas recibidas.

Muchas casas quedaron reducidas a escombros en partes de Oklahoma, Iowa y Kansas, y cientos de miles de residentes perdieron el servicio de electricidad.

Pese a las alertas emitidas por el Servicio Meteorológico Nacional sobre un alto riesgo de tormentas severas, los tornados tomaron a algunas comunidades por sorpresa, y los meteorólogos insisten en que se debe mejorar el sistema de sirenas e insistir con los pobladores para que dispongan las radios de aviso.

Vientos huracanados y granizo del tamaño de pelotas de golf provocaron graves daños y los violentos remolinos derribaron edificios y postes de luz, hicieron volar los techos de las casas y arrancaron árboles de raíz, dejando montañas de escombros. Oklahoma recibió el impacto más fuerte de las tormentas.

En Wichita, Kansas, los daños se estiman en unos $283 millones de dólares. La Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) junto con autoridades locales están evaluando los daños para determinar la asistencia necesaria.

Trabajadores de la Cruz Roja están operando refugios y proveyendo alimentos y entregando suministros de ayuda como paquetes con artículos de emergencia, carpas, neveras portátiles y rastrillos.
XS
SM
MD
LG