Enlaces para accesibilidad

Nueva York camino a la normalidad

  • Voz de América - Redacción

Los pronósticos de grandes cantidades de nieve y una fuerte ventisca no se cumplieron en Filadelfia y Nueva York.

Una masiva tormenta dejó caer hasta 60 centímetros de nieve en algunas partes del noreste de Estados Unidos el lunes y el martes, pero se quedó corta de los peores pronósticos.

Massachusetts y Connecticut vieron algunas de las nevadas más fuertes. Advertencias de tempestades permanecieron en efecto en Massachusetts el martes por la tarde, así como en las zonas costeras de Maine y Rhode Island.

Buses y trenes subterráneos en Nueva York y Nueva Jersey volvieron lentamente a la normalidad el martes, al levantarse las prohibiciones de movilización emitidas.

Nueva York se salvó de lo peor de la tormenta y lugares como el aeropuerto La Guardia y el Parque Central de la ciudad solo registraron 28 y 20 centímetros de nieve, respectivamente.

Los meteorólogos originalmente habían pronosticado que la nieve podría alcanzar un metro de altura y los vientos llegar a velocidades de huracán; pero las previsiones fueron disminuidas porque, aunque las condiciones eran difíciles, no fueron tan malas como se esperaban.

Maine y New Hampshire continuaban en estado de emergencia y las oficinas de gobierno, las escuelas y el comercio seguían cerrados. Otros lugares como Providence, en Rhode Island, reportaron cortes de energía que afectaron a miles de hogares.​

Unos 7.700 vuelos fueron suspendidos en toda la región noreste y muchos de ellos no saldrán hasta el miércoles.

La reanudación completa del sistema de transporte se espera para el miércoles.

XS
SM
MD
LG