Enlaces para accesibilidad

Sospechosos en masacre de San Bernardino eran pareja

  • Voz de América - Redacción

Una oficial de policía fuertemente armada establece el perímetro alrededor del sitio del tiroteo en San Bernardino, California.

Una oficial de policía fuertemente armada establece el perímetro alrededor del sitio del tiroteo en San Bernardino, California.

La policía de San Bernardino confirmó la muerte de 14 personas e informó que el número de heridos se elevó a 17. Uno de los atacante trabajaba en el centro atacado.

Las autoridades en San Bernardino han confirmado las identidades de dos de los sospechosos de la matanza del miércoles en una agencia de servicios sociales que dejó 14 muertos y 17 heridos.

Los sospechosos fueron identificados como Syed Farook, de 28 años, nacido en Estados Unidos y Tashfeen Malik, de 27. La policía dijo que los dos estaban casados o eran pareja. Tanto la Associated Press como el Los Angeles Times dijeron que los dos estaban casados y eran padres de un bebé.​

Presidente Obama reacciona

El presidente Barack Obama se pronunció de inmediato y ofreció sus condolencias a los familiares de las víctimas e instó al gobierno a trabajar juntos para "hacer de EE.UU. un lugar más seguro".

"Tenemos un patrón de tiroteos masivos que no ocurre en cualquier parte del mundo...Debemos trabajar para hacer que este tipo de casos sean algo extraño y no se vuelvan en algo común", agregó el presidente Obama.

El jefe de la policía de San Bernardino, Jarrod Burguan, también confirmó los reportes de que Farook era empleado del departamento de salud del condado de San Bernardino, que realizaba una fiesta de Navidad en las instalaciones del Centro Regional Inland, que provee servicios para gente con incapacidades de desarrollo.

Farook salió de la fiesta molesto antes de regresar con Malik, ambos fuertemente armados con rifles de asalto y pistolas semi-automáticas.

La pareja fue luego descubierta en una residencia en las cercanías de Redlands. Una persecución en auto entre la policía y los sospechosos terminó con una balacera que dejó a Farook y a Malik muertos y un oficial de la policía herido. Las heridas del policía no son mortales.

Una tercera persona fue arrestada cuando trataba de escapar de la balacera, pero el jefe policial dijo que no está claro porque huía.

Burguan dijo que era obvio que la pareja se había dedicado a “a algún grado de planeación” del ataque. Dijo que no se ha descubierto un motivo para la masacre, pero añadió que no se ha descartado que sea un acto de terrorismo.

Dijo que tres artefactos explosivos fueron encontrados en el edificio y desactivados, mientras un robot fue llevado a la casa de Redlands para buscar posibles explosivos.

En las primeras horas del jueves, el cuñado de Farook, Farhan Kahn, ofreció sus condolencias a las víctimas en una conferencia de prensa realizada en el capítulo de Los Angeles del Consejo sobre Relaciones Americanas-Islámicas (CAIR). Khan dijo que no tenía idea de por qué Farook llevó a cabo el ataque.

“Nosotros condenamos inequívocamente este acto horrible que sucedió hoy”, dijo el director ejecutivo de CAIR, Hussam Ayloush a los reporteros. “Nos sentimos solidarios en repudiar cualquier ideología o estado mental que pueda haber llevado a un acto tan horrible”.

Patrick Baccari, un compañero de trabajo de Farook, dijo que este viajó a Arabia Saudita a principios de este año y regresó con una esposa, aunque no dijo que la mujer haya sido Malik.

La masacre del miércoles fue la peor en Estados Unidos desde 2012, cuando 20 niños y seis profesores fueron asesinados en la escuela primaria Sandy Hook en Connecticut.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG