Enlaces para accesibilidad

Solo venden estadounidense


Los turistas han encontrado un nuevo sitio en su itinerario a las Cataratas del Niágara, "Hecho en America".

Los turistas han encontrado un nuevo sitio en su itinerario a las Cataratas del Niágara, "Hecho en America".

Una nueva tendencia en las tiendas en EE.UU. está atrayendo a la clientela que quiere comprar productos hechos completamente en suelo estadounidense.

Decenas de buses turísticos han añadido la pequeña tienda "Hecho en America", en Elma, en Nueva York, como una de sus paradas. Las personas que visitan esta área vienen a ver las Cataratas del Niágara y el Canal de Erie, pero también quieren dar la vuelta por el establecimiento, aunque sea corta, ya que todo lo que ofrecen son productos hechos en Estados Unidos.

El dueño, Mark Andol, se sube al bus y les dice a un grupo de pensionados que comprar allí es un acto patriótico.

“Cuando usted cruza esas puertas, yo le garantizo, que la investigación está hecha: los productos que tenemos aquí son un 100% hechos en Estados Unidos. Hechos por trabajadores de este país y el dinero se queda en nuestra economía. Disfruten y gracias”, concluye Andol y se baja del vehículo.

Los clientes entran al edificio, que anteriormente era una tienda de automóviles, donde banderas estadounidenses y comentarios nacionalistas adornan los muros. Incluso, tienen una canción que dice: "hecho en Estados Unidos, el rojo, blanco y azul”.

Gloria Giesa dice que ella siempre ve las etiquetas que indican que los productos fueron “hechos en Estados Unidos”, pero en esta tienda no se tiene que preocupar por eso.

“Me recuerda cuando yo era joven y todo era fabricado aquí. Así es como debía ser”, dice Giesa.

Pero esta mujer de Vaselboro, Maine, reconoce que no siempre compra productos nacionales.

“Compramos lo que representa más ahorro para nuestro bolsillo. De eso se trata todo. Para algunas personas, cada centavo cuenta y si usted se puede ahorrar $50 centavos, eso puede ser significativo!”, indica.

Andol, por su parte, ve la tienda como un camino para los vendedores estadounidenses de ganar atención en un mercado en el que la competencia con los precios de producción en el exterior está por todas partes. Hace algunos años, su empresa de soldadura casi quiebra al perder la mayoría de sus contratos debido a las ofertas de fábricas en el exterior. En aquel entonces, tuvo que despedir a la mitad de sus 70 empleados.

Con respecto a su tienda, Andol admite que era más que nada un plan de negocios. De hecho, se abrió hace solo 14 meses y ofrecía solo 50 productos.

Ahora, los clientes pueden escoger en estantes que exhiben más de 3.000 objetos. Obviamente, hay cosas que no existen en la tienda, no hay abrelatas, cafeteras o de hecho cualquier objeto electrónico.

XS
SM
MD
LG