Enlaces para accesibilidad

Tibet elige representante


De los casi 83.400 tibetanos en el exilio elegibles, más de 49.000 fueron a votar.

De los casi 83.400 tibetanos en el exilio elegibles, más de 49.000 fueron a votar.

Lobsang Sangay, abogado licenciado en Harvard, fue elegido por el pueblo tibetano para representar el poder político tras la renuncia del Dalai Lama.

Tibet tiene un nuevo primer ministro. Miles de tibetanos en el exilio eligieron a Lobsang Sangay, un jurista de 43 años formado en la universidad estadounidense de Harvard, que deberá asumir el rol político encarnado desde hace décadas por el Dalai Lama.

Un mes antes, el Dalai Lama anunció su renuncia como líder político a sus 75 años, si bien anunció que continúa como líder espiritual, mientras dejará reposar la azarosa tarea de jefe del movimiento de los tibetanos en el exilio, en la cabeza de Sangay, que tendrá amplios poderes.

Lobsang Sangay, originario de India, rompe con la tradición de que las personalidades religiosas dominen la vida política del movimiento tibetano. Sangay no ha vivido nunca en Tíbet aunque plantea una ‘vía media’ para lograr una autonomía significativa de Tíbet bajo administración China.

De los casi 83.400 tibetanos en el exilio elegibles, más de 49.000 fueron a votar.

El gobierno en el exilio no es reconocido por ningún país extranjero. China rechaza reconocerlo y su legitimidad podría ser cuestionada por los tibetanos del Tíbet sin el apoyo del Dalai Lama.

XS
SM
MD
LG