Enlaces para accesibilidad

Una cena típica, pero con ayuda

  • Jerilyn Watson

Las comidas preparadas ayudan a los estadounidenses a ahorrar tiempo. Y más personas van a los restaurantes que antes.

Las comidas preparadas ayudan a los estadounidenses a ahorrar tiempo. Y más personas van a los restaurantes que antes.

Los estadounidenses buscan ahorrar tiempo. Por eso las comidas preparadas tienen éxito.

El Día de Acción de Gracias es la versión estadounidense de un festival de cosecha.

La fiesta se celebra anualmente el cuarto jueves de noviembre. En este día, millones de estadounidenses se reúnen con familiares y amigos para dar gracias, y comer en una cena que tiene siglos de antigüedad.

La comida que los estadounidenses tradicionalmente consumen en el Día de Acción de Gracias es el pavo. En 2010, los productores nacionales de pavo criaron 242 millones de pavos y el gobierno dice que la cifra sería un 2% menor a la del año 2009.

Los pavos del Día de Acción de Gracias se sirven tradicionalmente con un relleno hecho a base de pan o una mezcla de maíz.

Algunos alimentos del Día de Acción de Gracias cambiaron con el tiempo. Por ejemplo, en la actualidad la mayoría de los pavos son criados con pechugas más grandes para que haya más carne blanca.

Y también cambió el modo en el que los estadounidenses se preparan para el Día de Acción de Gracias. El economista John Anderson, del Consejo de Federaciones de Granjeros Estadounidenses, dice que muchas personas buscan formas de ahorrar tiempo.

“Muchos de nosotros tenemos abuelas que ni siquiera pensarían en utilizar una corteza de pastel comprada en la tienda. Y ése es apenas uno de los modos en los que ahora ahorramos tiempo, preparando la comida”, dijo Anderson.

El economista sostiene que ahorrar tiempo comprando comidas preparadas para las fiestas es parte de una tendencia mucho más grande en Estados Unidos.

“Si usted piensa sobre nuestros alimentos en general, no sólo la cena de Acción de Gracias, hubo un cambio tremendo en los últimos 20 ó 30 años hacia productos más prácticos”.

Algunas personas tal vez no tengan el tiempo o las ganas de preparar una gran comida. Cualquiera sea la razón, John Anderson señala que ahora más personas van a restaurantes para la cena de Acción de Gracias.

Organizaciones de caridad y religiosas también estarán muy ocupadas este jueves 25 de noviembre de 2010, sirviendo comidas a los necesitados. La crisis económica provocó un aumento en el número de estadounidenses que reciben ayuda del gobierno para comprar alimentos.

XS
SM
MD
LG