Enlaces para accesibilidad

Texas ejecuta a hispano que pedía morir pronto

  • Voz de América - Redacción

Daniel Lee López, de 27 años, conversa desde su celda en la cámara de la muerte en Huntsville, Texas.

Daniel Lee López, de 27 años, conversa desde su celda en la cámara de la muerte en Huntsville, Texas.

Durante su juicio, en 2010, rechazó un acuerdo con los fiscales que le ofrecían una pena de cadena perpetua a cambio de que se declarase culpable y pidió que lo condenasen a muerte.

Daniel Lee López quien había pedido acelerar la aplicación de su condena a muerte por el homicidio de un policía de Corpus Christi, fue ejecutado en Texas el miércoles por la noche.

López, de 27 años, fue pronunciado muerto a las 6:31 p.m. luego de recibir una inyección letal en una cárcel de Huntsville.

Sus últimas palabras fueron: "Espero que esta ejecución ayude a mi familia y también a la familia de la víctima. Lo siento por haberlos hecho pasar a todos por esto, lo siento. Espero que nos encontremos en el cielo".

López fue hallado culpable de la muerte del teniente de policía Stuart Alexander, un oficial con más de 20 años de servicio, a quien le pasó su auto por encima tras una persecución a alta velocidad en 2010.

Durante su juicio López rechazó un acuerdo con los fiscales que le ofrecían una pena de cadena perpetua a cambio de que se declarase culpable y pidió que lo condenasen a muerte.

De acuerdo a su abogado, David Dow, la “obvia y severa enfermedad mental” de López lo llevó al deseo de usar el sistema legal para suicidarse.

“He aceptado mi destino”, dijo López a The Associated Press la semana pasada. “Estoy listo para pasar a otra cosa”.

Padre de por lo menos seis hijos de diferentes mujeres, López habría dicho que pedía ser ejecutado para que sus hijos pudieran ser elegibles de recibir beneficios del Seguro Social cuando cumplan los 18 años.

López es la décima persona ejecutada en Texas este año.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG