Enlaces para accesibilidad

Químicos en Texas contaminan el agua

  • Voz de América - Redacción

La comunidad espera que la respuesta sea entregada este domingo, con la publicación de los primeros resultados de 30 muestras que tomó la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y que son analizadas en Houston.

Las autoridades locales de la ciudad de Corpus Christi, en el estado Texas, distribuyen agua embotellada gratuita a sus 320.000 habitantes, tras el derrame de dos productos químicos que contaminó el suministro de agua potable.

Según las autoridades de la ciudad, el vertido compuesto por indolina y ácido clorhídrico, tuvo origen en unas instalaciones industriales, dos compuestos químicos que entraron al suministro de agua de la ciudad ubicada en la línea costera del estado de Texas.

Al parecer ya se habían presentado reportes previos de agua no potable, antes de que los 300.000 habitantes de Corpus Christi (Texas), fueran alertados de abstenerse de tomar el agua de la ciudad debido a una fuga química en una planta de asfalto.

Así lo indicaron las autoridades locales, quienes añadieron que la ciudad no ha encontrado evidencia de agua contaminada.

El alcalde de Corpus Christi, Dan McQueen, aseguró que se estudia si el agua de grifo que abastece a los residentes que aún se encuentran bajo la restricción, será prohibida o no para beber, cocinar o bañarse.

McQueen dijo que aún no hay indicios de que la fuga química en la planta de asfalto contaminó el abasto de agua de la ciudad ubicada en la costa del Golfo de México.

Las autoridades esperan que la respuesta sea entregada este domingo, con la publicación de los primeros resultados de 30 muestras que tomó la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y que son analizadas en Houston.

McQueen dijo que la ciudad buscará recuperar sus pérdidas de quien resulte responsable de la contaminación.

La EPA también indicó por medio de un comunicado de la presencia de cuatro "reportes no confirmados" de síntomas que posiblemente están relacionados con el uso de aguas prohibida. McQueen describió esos reportes como "rumores".

El administrador asistente de la ciudad, Mark Van Vleck dijo durante la jornada que el primer "reporte de agua sucia" se presentó el 1 de diciembre por parte del edificio de administración de la planta de asfalto ubicada en la refinería Valero, arrendada a Ergon Asphalt and Emulsions. Trabajadores de la ciudad vaciaron las tuberías.

El segundo reporte provino del mismo edificio el 7 de diciembre, y la tubería principal se vació nuevamente.

"Recibimos reportes de agua sucia todo el tiempo", dijo Van Vleck de los dos primeros, y señaló que a menudo la razón son las tuberías de hierro fundido.

Pero el lunes, empleados de Valero informaron al departamento de obras públicas que había en el agua del edificio de administración "algo blanco y jabonoso".

Empleados de la ciudad determinaron que había una fuga en un tanque químico en la planta de asfalto y determinaron que había un problema de reflujo.

XS
SM
MD
LG