Enlaces para accesibilidad

Testosterona disminuye al ser padre

  • Voz de América - Redacción

Es posible que los hombres estén programados para concentrarse en el cuidado de sus hijos.

Es posible que los hombres estén programados para concentrarse en el cuidado de sus hijos.

Científicos analizaron los niveles de la hormona masculina antes y después de tener hijos.

Los niveles de hormonas masculinas disminuyen bruscamente después de que los hombres se convierten en padres; un cambio biológico que sugiere que están inmersos en el cuidado de sus hijos, según averiguaron investigadores que analizan la testosterona humana.

“Decidimos seguir a varios hombres a través del tiempo. Medimos sus niveles de hormonas antes y después de convertirse en padres”, explica Christopher Kuzawa, investigador de antropología biológica de la Universidad de Northwestern.

El especialista indica que antes del estudio era posible pensar que los hombres con menos testosterona estuvieran más inclinados a ser padres.

Kuzawa y sus colegas aprovecharon un estudio de décadas realizado con hombres en Filipinas y que midió los niveles de testosterona en 2005 y 2009.

Durante ese tiempo, algunos de los hombres eran todavía menores de edad, pero otros se habían convertido en padres. “Y fue en esos hombres en donde encontramos mayor disminución de la testosterona”, dice Kuzawa, añadiendo que los niveles de la hormona masculina se redujeron aproximadamente a la mitad inmediatamente después del nacimiento de un hijo, aunque luego se recuperaron un poco.

A su vez, los hombres que participaron activamente en el cuidado de sus hijos producían menos testosterona que aquellos que no estaban involucrados.

Kuzawa y su equipo tienen dos al menos dos posibles explicaciones. Es posible que los hombres estén programados para tener niveles más bajos de hormonas, para que se puedan concentrar más en el cuidado de sus hijos, que en procrear. Pero los investigadores indican que esto además tiene un beneficio para la salud.

“Tener niveles altos de testosterona puede aumentar el riesgo de enfermedades como el cáncer de próstata y el cáncer de testículo. A su vez, la testosterona puede suprimir el sistema inmune de modo que es menos capaz de defenderse de patógenos”, explicó Kuzawa.

Este estudio fue publicado por la Academia Nacional de las Ciencias.

XS
SM
MD
LG