Enlaces para accesibilidad

Agente encubierto de la CIA penetró complot de al-Qaeda

  • Voz de América - Redacción

Según las investigaciones, el plan incluía el uso de un versión más indetectable del explosivo.

Según las investigaciones, el plan incluía el uso de un versión más indetectable del explosivo.

Los servicios de inteligencia de Arabia Saudita y la CIA lograron plantar un agente en al-Qaeda Yemen, que se ofreció para portar la bomba e inmolarse.

El plan para hacer estallar un avión de pasajeros con destino a Estados Unidos y la operación de inteligencia para evitarlo parecen sacadas de un libro de espías, según dejan entrever los primeros detalles que han dado a conocer las autoridades antiterroristas de Estados Unidos.

El mes pasado, los servicios de espionaje estadounidenses se enteraron de que la rama en Yemen de al-Qaeda pretendía lanzar un ataque utilizando un nuevo tipo de bomba, casi indetectable, a bordo de un avión con destino a Estados Unidos.

De alguna manera, en un trabajo de penetración que duró meses, los servicios de inteligencia de Arabia Saudita y la CIA lograron plantar un agente que se ofreció para portar la bomba e inmolarse. Al-Qaeda compró la oferta y acto seguido, los movimientos del agente y la bomba fueron monitoreados hasta llegar a manos de las autoridades.

El agente también obtuvo información que llevó a un exitoso ataque aéreo el domingo, contra el líder de al-Qaeda Fahd Mohammed Ahmed al-Quso y otros de sus asociados, en Yemen. Quso era buscado por su rol en el ataque con explosivos al barco de guerra estadounidense Cole, en el año 2000, donde murieron 17 marineros estadounidenses.

El FBI todavía está analizando el explosivo, que estaba destinado a ser escondido en la ropa interior del atacante suicida que viajaría como pasajero.

Los funcionarios dijeron que era una versión mejorada de la bomba que no estalló a bordo de un avión sobre Detroit en la Navidad de 2009.

Esta nueva bomba no tenían componentes de metal y utilizaba un producto químico —azida de plomo— que se suponía iba ser un detonante en el complot de 2010 para atacar aviones de carga, dijeron los funcionarios.
XS
SM
MD
LG