Enlaces para accesibilidad

Continúa pesadilla en "mall" de Kenia

  • Voz de América - Redacción

Un grupo de civiles escapa del centro comercial Westgate en Nairobi, Kenya, que sigue en manos de terroristas.

Un grupo de civiles escapa del centro comercial Westgate en Nairobi, Kenya, que sigue en manos de terroristas.

La Cruz Roja dijo que 68 personas han muerto en el ataque, incluyendo tres británicos, y que al menos 175 han resultado heridos, entre los cuales hay estadounidenses.

Por tercer día consecutivo, el grupo terrorista que se tomó el centro comercial Westgate en la capital de Kenia mantenía un número no determinado de rehenes, a pesar de que el gobierno había dicho que “la mayoría” habían sido liberados en una operación realizada este lunes.

Un reportero de la Voz de América destacado en el lugar dijo haber oído esta mañana un tiroteo que duró 15 minutos, mientras helicópteros militares volaban sobre el mol, lo cual indica que al menos uno de entre los 10 o 15 atacantes seguía vivo.

Posteriormente se oyeron más explosiones y se elevó una columna de humo que se originaba en el centro comercial.

El asalto militar para rescatar a los rehenes que permanecen en manos del grupo terrorista al-Shabab, relacionado con al-Qaeda, comenzó el domingo por la noche.
Un vocero había dicho que la mayoría de los rehenes que estaban atrapados en el edificio habían sido liberados y la mayor parte del edificio estaba bajo control.

Pero una persona con conocimiento de la operación dijo a The Associated Press que ningún rehén había sido liberado o rescatado durante la noche; otra indicación en ese sentido fue que ningún rehén fue presentado en el Oshwal Centre, situado a la par del mol, donde hay un templo hindú que la Cruz Roja está usando como centro de operaciones.

La Cruz Roja dijo que 68 personas han muerto en el ataque y que al menos 175 han resultado heridos.

El grupo somalí al-Shabab, ha reclamado la responsabilidad por el ataque, diciendo que es en respuesta a la intervención militar de Kenia en Somalia.

Las fuerzas keniatas entraron a Somalia hace dos años para combatir a las fuerzas de al-Shabab que a menudo cruzaban la frontera para lanzar sus ataques.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, habló con su contraparte keniata el domingo. Kerry calificó el ataque como “una enorme ofensa contra el sentido del bien y del mal de cualquiera”.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon y el Consejo de Seguridad de la ONU también condenaron el ataque. Ban dijo que había sido un acto “premeditado” y “totalmente condenable” en contra de civiles indefensos.

Entre los muertos hay tres británicos, y otros ciudadanos de Francia, Canadá, India y Corea del Sur. Estados Unidos dice que no hay estadounidenses entre los muertos, pero que algunos habían sido heridos.

El presidente Barack Obama llamó al presidente Kenyatta el domingo para expresarle sus condolencias y para reafirmar el compromiso de Estados Unidos con Kenia en la lucha contra el terrorismo.
XS
SM
MD
LG