Enlaces para accesibilidad

Tensiones entre Argentina y Brasil


Taiana pidió al secretario de Relaciones Económicas Internacionales que presentara un reclamo al embajador de Brasil en Buenos Aires.

Taiana pidió al secretario de Relaciones Económicas Internacionales que presentara un reclamo al embajador de Brasil en Buenos Aires.

Las tensiones comerciales entre los principales socios de la región se intentarán superar en una cumbre entre los presidentes Lula da Silva y Cristina Fernández de Kirchner a mediados de noviembre.

Tras el enérgico reclamo del gobierno argentino a Brasil para que libere la mercancía en tránsito demorada en la frontera, en la madrugada pasaron más de 500 camiones con frutas, verduras, aceites y cereales por el paso de Uruguayana.

Por pedido del canciller Jorge Taiana, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Alfredo Chiaradia, le presentó un reclamo formal al embajador de Brasil en Buenos Aires, Mauro Vieira, durante una reunión privada.

En esta reunión le advirtió: "Es inaceptable que se detengan camiones sin aviso previo y con mercadería perecedera de distintas provincias Argentinas", que viola los acuerdos del Mercosur.

Los voceros de la embajada de Brasil afirmaron, por su parte, que "no existe un conflicto, ya que tienen más de 4.500 productos en su nomenclador arancelario".

Sin embargo, los analistas del mercado coinciden en que la medida aplicada por el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, es una represalia de las licencias no automáticas que promovió Argentina con el argumento de proteger el empleo, la industria y la producción de los efectos de la crisis mundial.

En tanto, el ministro de Economía de Argentina, Amado Boudou, buscó bajarle el tono a la creciente disputa comercial, señalando que "se trata del socio más importante de la región y que sólo en 6% de los productos existen problemas".

Este, sin dudas, es un capítulo más de las disputas por las trabas recíprocas al comercio bilateral de los dos países más poderosos del Mercosur, que intercambian más de US$ 2.300 millones por mes entre importaciones y exportaciones.

El 18 de noviembre, los presidentes Inácio Lula Da Silva y Cristina Fernández de Kirchner se reunirán nuevamente, ya que fracasaron en su intento de que fuera el sector empresarial el que encontrara una salida a las controversias.

Ahora, serán los mandatarios los que tendrán que superar sus diferencias, en medio de una puja millonaria por productos como harinas, aceites, vinos y teléfonos celulares.

XS
SM
MD
LG