Enlaces para accesibilidad

Inicia la temporada de huracanes ¿Tendremos suerte este año?

  • Voz de América - Redacción

Una mujer camina por un muelle batido por las fuertes olas causadas por el huracán Sandy a su paso mar afuera frente a Ponce Inlet, en la costa este de Florida.

Una mujer camina por un muelle batido por las fuertes olas causadas por el huracán Sandy a su paso mar afuera frente a Ponce Inlet, en la costa este de Florida.

Los meteorólogos dicen que ya es tiempo que llegue un huracán de los fuertes a alguna ciudad de EE.UU., porque las décadas recientes han sido demasiado quietas.

Este lunes inicia oficialmente la temporada de huracanes 2015 en el Océano Atlántico y aunque se pronostican pocos huracanes este año se teme que Estados Unidos sea afectado por uno de los grandes.

Los meteorólogos dicen que ya es tiempo porque las décadas recientes han sido demasiado quietas.

Ciudades costeras estadounidenses como Tampa, Jacksonville o Daytona Beach en Florida, Houston en Texas, e incluso Ocean City en Maryland, no han tenido un gran huracán desde hace 70 años.

En Tampa, por ejemplo, el último grande fue en 1921, en Houston en 1941 y en Ocean City o Norfolk en Virginia, hace más de 160 años. Y el huracán Sandy de 2012 provocó muchos daños, pero más por el oleaje que por ser un huracán fuerte.

El temor este año es que suceda algo parecido a lo que sucedió en 1992 en Miami con el huracán Andrés, el segundo huracán más devastador en la historia de Estados Unidos. Ese año hubo menos huracanes que el promedio y al igual que este año, la mayor causa fue la corriente del El Niño.

Los meteorólogos apuestan que si un huracán como Andrés pasara este año en Tampa el efecto sería tanto o más grave porque la mayor parte de los habitantes de la ciudad no saben lo que es en verdad ser el blanco de una tormenta mayor.

“Hemos tenido suerte”, dijo el profesor de Meteorología de MIT, Kerry Emanuel, a la AP. “Está maduro para convertirse en un desastre… todos han olvidado cómo es”.

“Es simplemente la ley de las probabilidades”, agrega Emanuel. “La suerte se nos acabará. Es solo cuestión de cuándo”.

XS
SM
MD
LG