Enlaces para accesibilidad

Temperaturas extremas en 2010

  • Carolyn Presutti

En febrero se registraron inviernos muy duros en Estados Unidos e incluso del otro lado del planeta, en China.

En febrero se registraron inviernos muy duros en Estados Unidos e incluso del otro lado del planeta, en China.

Un aumento de menos de un grado en la temperatura en 2010 provocó fenómenos meteorológicos extremos. Esta tendencia continuará en 2011, según expertos.

A nivel mundial, el 2010 será recordado como el año de las condiciones meteorológicas extremas.

Desde las inundaciones en Pakistán a deslizamientos de tierra en China, la naturaleza dominó gran parte de los titulares.

Voanoticias.com hizo un repaso de los grandes sucesos meteorológicos que marcaron el año.

En Estados Unidos, a comienzos del año en febrero, más de 50 centímetros de nieve cayeron por encima de los 90 centímetros que habían caído unos días antes. Del otro lado del planeta, en Beijing, las temperaturas bajaron hasta -16 grados Celsius.

Pero mientras Washington y Beijing sufrían con el invierno, otros sudaban en veranos extremadamente calurosos.

“2010 está en camino de ser uno de los tres años más calurosos ya registrados”, dijo a voanoticias.com Omar Baddour, de la Organización Mundial de Meteorología.

En Washington, capital de Estados Unidos, el calor se hizo sentir con una fuerza arrolladora.

En Moscú, a comienzos de junio, se registraron temperaturas de 32 grados Celsius. Un mes después, los calores provocaron incendios forestales y evacuaciones masivas.

En China, hubo deslizamientos de tierra y lluvias torrenciales.

En Pakistán, devastadoras inundaciones dejaron a una quinta parte del país bajo agua.

También en agosto, un cuarto de la plataforma de hielo de Groenlandia cayó al mar.

“El Ártico se está derritiendo rápidamente. Rusia se incendió este verano, Pakistán se ahogó, el océano es un 30 por ciento más ácido de lo que solía ser. Un aumento de menos de un grado en la temperatura nos llevó a este estado”, dijo el activista ambiental y escritor Bill McKibben.

Y la situación puede seguir empeorando.

Amanda Staudt, de la Fundación Nacional de Vida Silvestre de EE.UU., participó de un estudio sobre cambio climático que arrojó conclusiones preocupantes. “Lo que me sorprendió fue que el 2010 podría llegar a ser considerado como un año ‘suave’ en 2050 o por lo menos como un año típico”.

Pero no todos tienen una visión tan catastrófica.

El climatólogo estadounidense Patrick Michaels, del centro de análisis CATO, dijo que la historia ha demostrado que los humanos siempre se adaptan a los cambios climáticos. Su predicción es que nuestros cuerpos y actitudes también cambiarán.

Una cosa es segura. Las temperaturas a nivel mundial aumentaron en 2010 y los científicos predicen que aumentarán otra vez en 2011. Es una tendencia a la que nos tendremos que acostumbrar.

XS
SM
MD
LG