Enlaces para accesibilidad

Teléfonos usados y la salud materna

  • Voz de América - Redacción

Las ganancias de esta iniciativa de reciclaje ayudan a fortalecer las redes de comunicación entre médicos y madres en la RDC y Nepal.

La hija del ex presidente estadounidense Bill Clinton y una ex modelo participaron del lanzamiento de una campaña en Washington que intenta recolectar 20.000 teléfonos móviles para ayudar a mejorar la salud materna e infantil en la República Democrática del Congo y Nepal.

“Todos aquellos que quieran marcar una diferencia pueden y deben hacerlo. El problema de cómo convertir las buenas intenciones en acciones reales se debe poder resolver fácilmente”, dijo Chelsea Clinton, la hija mayor del ex presidente, añadiendo que la idea de los teléfonos está muy relacionada con los objetivos de la fundación de su padre, la Iniciativa Global Clinton.

Celeste Bagley dijo que las donaciones son para una buena causa: “Es una forma de construir capacidades de telecomunicaciones en países en desarrollo”.

Las ganancias de esta recolección de teléfonos móviles usados servirán para financiar tecnología de salud móvil en la República Democrática del Congo (DRC, por sus siglas en inglés) y Nepal.

Las madres en el centro de salud de Kikula, en DRC, celebraron esta iniciativa. Su país tiene uno de los peores promedios de mortalidad infantil del mundo.

La ex modelo Christy Turlington Burns es la fundadora de Toda Madre Cuenta (Every Mother Counts), un grupo de defensa y movilización en temas de salud materna e infantil.

“Encontramos que de todas las cosas que nosotros desechamos aquí constantemente, los teléfonos, es algo que la gente tiene en común. Es algo que cualquiera puede hacer”, declaró Turlington.

Tierney O’Dea directora de la campaña Teléfonos de Esperanza (Hope Phones) explica que su grupo está asociado con un programa de reciclaje.

“Si usted dona un iPhone, ellos nos pagan $100 dólares y luego lo revenden. Incluso por los teléfonos viejos nos ofrecen $2 o $3 dólares y estos son reciclados responsablemente. Con ese dinero nosotros compramos los teléfonos apropiados, que funcionan con nuestro programa de computación, para facilitar las comunicaciones con los médicos”, dijo O’Dea.

XS
SM
MD
LG