Enlaces para accesibilidad

Tambalea ley de medios en Ecuador

  • Licenia Espinel - Quito, Ecuador

La SIP asegura que el contenido de la futura ley afectaría a la libertad de prensa y expresión en Ecuador.

La SIP asegura que el contenido de la futura ley afectaría a la libertad de prensa y expresión en Ecuador.

No existen los votos necesarios en la Asamblea Nacional de Ecuador para aprobar o archivar el polémico proyecto de Ley de Comunicación, al que la oposición lo denomina como la ley mordaza a la libertad de expresión.

Cientos de estudiantes universitarios de comunicación salieron a las calles para defender el polémico proyecto de comunicación que se tramita en la Asamblea Nacional de Ecuador.

Los futuros periodistas fueron recibidos en la Asamblea donde respaldaron que en la nueva ley se reconozca el título académico como única licencia para ejercer el periodismo, así como la democratización de los medios y el acceso gratuito a la tecnología moderna.

“Somos jóvenes que nos estamos preparando para ejercer la comunicación social, pero como un bien público porque eso es lo que es la información y la comunicación social y un bien público”, dijo uno de los estudiantes.

Los estudiantes pidieron que el proyecto no sea archivado, tal
como lo exigen la oposición, los propietarios de los medios de comunicación y varios sectores.

Fernando López, decano de la facultad de Comunicación Social de la Universidad Central, la más grande del país, dijo que el archivo del documento significaría seguir el juego de los poderes fácticos que se oponen al nacimiento de la ley de comunicación.

“Hemos planteado que el proyecto se debe mejorar, no estamos de acuerdo con el archivo. El archivo le hace juego a las fuerzas más retardatarias que tienen en la Asamblea aliados poderosos”, dijo el decano.

Raúl Barba, del Comité de Comunicadores profesionales del Ecuador, aseguró que es una falta a los derechos humanos no reconocer la profesionalización en una Ley de Comunicación.

“Exigimos al estado que todas las competencias profesionales sean reconocidas y aceptadas en la nueva ley de comunicación”, dijo Barba.

En la víspera, cientos de personas de diversos sectores, entre ellos asambleistas de oposición, realizaron una masiva concentración para rechazar le proyecto de Ley de Comunicación porque lo consideran una amenaza a la libertad de expresión.

La manifestación fue convocada por el ex presentador de televisión, Carlos Vera, que inició una campaña política contra el gobierno del presidente Rafael Correa.

Vera calificó como una victoria la postergación del debate de lo que ellos califican como ley mordaza.

“Gracias por sacrificar dos horas de trabajo para lograr cuatro años de tranquilidad, les puedo anunciar la primera victoria. Atención, ya no van a debatir el primer debate de la ley mordaza, pero tampoco hay que celebrar porque es sólo la primera victoria”, dijo Vera.

La ex candidata presidencial, Martha Roldós, ahora opositora al gobierno, dijo que la suspensión del debate de la Ley de Comunicación es una muestra del miedo que tiene el gobierno ante la inconformidad que ha generado el polémico documento.

“Esa multitud que está triunfante, porque les da miedo, les está dando miedo en Carondelet porque no logran en la Asamblea aprobar ese proyecto”, dijo Roldós.

Mientras, los grupos a favor y en contra de la Ley de Comunicación expresan sus posiciones, al interior del legislativo ecuatoriano no existen los votos suficientes para archivar o aprobar el proyecto de Ley de Comunicación.

La asambleísta Silvia Salgado, del partido Socialista, destacó la importancia de que los medios de comunicación sean verdaderamente independientes y no estén vinculados a los grupos de poder.

“Queremos una ley que este libre de los poderes económicos y políticos”, dijo Salgado.

La relatora de Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Catalina Botero, manifestó en una carta enviada a la Asamblea Nacional su preocupación por varios aspectos del proyecto.

Indicó que existen posibles amenazas a las libertades de información y de opinión en el proyecto legal, entre las que señaló la posibilidad de que el Estado pueda ejercer la censura previa o que se obligue a los periodistas a tener un título en Comunicación y el registro de medios.

A estos cuestionamientos se sumó la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que asegura que el contenido de la futura ley afectaría a la libertad de prensa y expresión en el país.

A pesar de la oposición a la normativa para los medios de comunicación, el presidente Ecuatoriano dijo que la Ley de Comunicación es fundamental para el país y para su proyecto político.

“Se necesita esa ley de comunicación y les insisto, todos los poderes deben estar sometidos a la sociedad, no la sociedad a esos poderes y los medios de comunicación no están defendiendo la libertad de expresión”, dijo Correa.

La Comisión de Comunicación de la Asamblea ecuatoriana se volverá a reunir el lunes 14 de diciembre a las 16 horas.

Mientras, seguirá el debate al interior de los bloques respecto a nudos críticos de la ley que fundamentalmente se centra en la existencia del Consejo de Comunicación como un organismo controlador, regulador, fiscalizador y sancionador de las labores de comunicación.

XS
SM
MD
LG