Enlaces para accesibilidad

Candidatos a la Casa Blanca intensifican sus campañas antes del Súper Martes

  • Voz de América - Redacción

Donald Trump (derecha) junto al senador Jeff Sessions, republicano por Alabama, quien anunció públicamente su apoyo a Trump.

Donald Trump (derecha) junto al senador Jeff Sessions, republicano por Alabama, quien anunció públicamente su apoyo a Trump.

El favorito entre los republicanos Donald Trump, elogiado, rechazado o ridiculizado, sigue ocupando los titulares previo a las primarias del Súper Martes.

Los candidatos a la nominación presidencial en Estados Unidos hacen un último esfuerzo este lunes en busca de votos en 11 estados donde mañana tendrán lugar elecciones primarias en lo que se conoce como el Súper Martes.

Los republicanos centran su atención en el sur, que representa dos tercios de los delegados que están en juego mañana.

Donald Trump, favorito para la nominación republicana, realiza actos de campaña en Virginia y Georgia, mientras que el senador por Florida, Marco Rubio, hace campaña en Arkansas.

El senador por Texas, Ted Cruz, centra sus esfuerzos en el estado que representa en el Senado, donde están en juego 155 delegados.

Trump recibió el domingo el respaldo del senador republicano por Alabama Jeff Sessions. Se trata del primer senador que declara su apoyo al favorito para la nominación presidencial republicana.

El apoyo de Sessions, conocido por su oposición a la inmigración de indocumentados, solidificará los intentos de Trump de posicionarse como el candidato republicano con una posición más enérgica sobre el asunto. El apoyo de Sessions a Trump tuvo lugar dos días antes del crucial Súper Martes, cuando Alabama y una decena de otros estados emitirán sus votos en las primarias.

El domingo, en una entrevista por televisión, Donald Trump declinó censurar el apoyo recibido del supremacista blanco del Ku Klux Klan, David Duke, pero después dijo en Twitter que lo rechazaba.

El Súper Martes podría dar a Trump un virtual camino directo a la nominación republicana.

Trump usó Twitter para atacar el trabajo de Marco Rubio en el Senado y reiteradamente se ha referido a él como “Pequeño Marco Rubio”. Por su parte Rubio dijo que Trump era un "artista de la estafa".

“No vamos a permitir que el movimiento conservador y el Partido de Ronald Reagan y el Partido de Abraham Lincoln sea tomado por un artista de la estafa”, dijo Rubio.

En el lado demócrata, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, logró una amplia victoria en las primarias el sábado en Carolina del Sur frente al senador por Vermont, Bernie Sanders.

“No necesitamos hacer a EE.UU. grande de nuevo. EE.UU. nunca ha dejado de ser grande. Pero tenemos que hacer EE.UU. entero de nuevo. En lugar de construir muros, tenemos que derribar barreras”.

Pese a su derrota en Carolina del Sur Sanders insistió en que la batalla está lejos de finalizar. “La clase media de este país se ha estado achicando y casi todo nuevo ingreso y riqueza ha ido al uno por ciento más alto”, indicó Sanders.

Pero ya sea elogiado, denigrado o ridiculizado, Donald Trump continúa dominado los titulares y consume una demasiado grande porción de oxígeno político. Estar en el centro de la tormenta le ha servido bien hasta ahora al multimillonario empresario y será puesto a prueba de nuevo el martes.

XS
SM
MD
LG