Enlaces para accesibilidad

Sudán del Sur en peligro de guerra civil

  • Voz de América - Redacción

Mediadores tratan de llegar a un acuerdo de lo contrario amenaza con convertirse en la guerra civil étnica más reciente en el mundo.

Mediadores tratan de llegar a un acuerdo de lo contrario amenaza con convertirse en la guerra civil étnica más reciente en el mundo.

El presidente Barack Obama hace un llamado al fin inmediato de la violencia y advierte que el país está al borde de una guerra civil si no existe una reconciliación.

Haciendo uso de sus facultades como comandante en jefe, el presidente Barack Obama ordenó el despliegue de un pequeño grupo de soldados a Sudán del Sur para resguardar a los ciudadanos estadounidenses que aún permanezcan en el territorio africano y los intereses del país ante la escalada de violencia en esa región.

A través de una carta enviada al Congreso, el presidente Obama explicó que la decisión de enviar 45 soldados responde “a mi responsabilidad de proteger a los ciudadanos estadounidenses tanto en casa como en el extranjero, y en apoyo a los intereses de la seguridad nacional de Estados Unidos y su política exterior, en virtud de mi autoridad constitucional para conducir las relaciones exteriores".

El anuncio coincidió con su declaración en la que hace un llamado al “fin inmediato de la violencia” y pidió “restaurar la calma y trabajar hacia la reconciliación” al señalar que los conflictos en esa región amenaza los progresos que el país ha tenido desde que ganó su independencia.

El presidente enfatizó que las personas involucradas en los enfrentamientos deben acabar con con la “retórica inflamatoria y deben escuchar el sabio consejo de sus vecinos y estar dispuestos al diálogo”.

A principios de esta semana el gobierno estadounidense ordenó la evacuación de su personal considerado de no emergencia de la embajada de Estados Unidos, pero la sede diplomática sigue recibiendo solicitudes de asistencia de emergencia para estadounidenses.

El miércoles el Pentágono trajo de regreso a 120 diplomáticos estadounidenses, al mismo tiempo que el Departamento de Estado advirtió a “todos los ciudadanos estadounidenses que no viajen a Sudán del Sur y que aquellos que decidan permanecer a pesar de las advertencias que revisen la situación de seguridad y reconsideren su permanencia”.

Los enfrentamientos entre rebeldes y fuerzas del gobierno en Sudán del Sur después de la destitución en julio, por el presidente Salva Kiir, del vicepresidente Riek Machar, su principal rival político han dejado más de 500 muertos y 800 heridos en los últimos días, según informó la ONU.
XS
SM
MD
LG