Enlaces para accesibilidad

Sondas en la luna para Año Nuevo

  • Voz de América - Redacción

Dos sondas de la NASA se aproximan a la Luna y se estima que entren en órbita el fin de semana.

Según lo programado, la sonda Grail-A encenderá su cohete y entrará en órbita la víspera de Año Nuevo, seguida por Grail-B el primero de enero. Ambos artefactos, del tamaño de un lavadoras de ropa, partieron de la Florida sobre el mismo cohete en septiembre, pero siguieron trayectorias distintas.

Grail es un acrónimo en inglés que significa "Recuperación de Datos sobre Gravedad y Laboratorio Interior".

Aunque la Luna está relativamente cerca, a unos 400.000 kilómetros (250.000 millas) de la Tierra, las naves hicieron un viaje indirecto para ahorrar en costos.

Una vez en la órbita lunar, las sondas pasarán dos meses ajustando sus posiciones antes de comenzar la recolección de datos, en marzo.

Medirán el campo gravitatorio irregular de la Luna y determinar qué hay debajo: en línea recta hasta la médula.

La misión de 496 millones dólares es administrada por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

A medida que las sondas circunden la Luna, los cambios regionales del campo de gravedad lunar harán que aumenten o bajen de velocidad. Esto a su vez cambiará la distancia entre ellas. Señales de radio transmitidas de una a otra sonda medirán los pequeños cambios de distancia, permitiendo a los investigadores elaborar un mapa del campo de gravedad subyacente.

Con esa información, los científicos podrían deducir lo que está debajo y tratar de explicarse por qué el lado oscuro de la Luna tiene una superficie más accidentada que el lado que siempre mira a la Tierra.

XS
SM
MD
LG