Enlaces para accesibilidad

El regreso de las tropas de Irak

  • Voz de América - Redacción

Después de ocho años y más de 4.000 soldados estadounidenses muertos, las tropas están de regreso.

Miles de tropas de Estados Unidos están retornando a sus bases en el país, como parte del proceso de retirada de Irak.

En la base de Fort Hood, en Texas, aviones repletos de soldados están arribando en anticipo del plazo definido para el retiro completo de las tropas de Irak, el 31 de diciembre de 2011.

Los soldados pasaran las fiestas en el país donde están siendo recibidos como héroes.

Para algunos, como el mayor del ejército Mike Williams, es el final de su último despliegue en Irak. “Es una experiencia sensacional y el sentimiento, me da la impresión, es de euforia”, dijo.

El mayor Williams es uno de las decenas de miles de soldados que salieron de Irak después de que el presidente Barack Obama tomara la decisión de regresar las tropas al país para fin de año.

Después de ocho años y más de 4.000 soldados estadounidenses muertos, las tropas están de regreso. Miles de los que regresan, llegan a Fort Hood, devuelven sus armas y se preparan para la vida en su hogar.

Para muchos el aroma a galletas de chocolates recién horneadas y el abrazo de sus hijos es lo que representa el hogar, como lo expresa el mayor Williams, y ahora es tiempo donde podrán pasar tiempo con sus familias y jugar con sus hijos, al menor por algún tiempo.

La esposa de Williams, Royann ha estado sola cuidando de sus hijos y si bien dice que no está segura si el momento de retirar las tropas e Irak sea el más adecuado, manifiesta su alegría por disfrutar del regreso de su esposo.

“Es fantástico. No hemos dejado de sonreír y de decorar la casa para la Navidad, porque hemos estado esperando por él y tenerlo de regreso es maravilloso”, afirma.

Sin embargo, ella toma su tiempo para reflexionar sobre el sacrificio que con su familia, como tantas familias, han realizado en los últimos ocho años, y dice que nada ha sido en vano si eso significa que sus hijos pueden vivir ahora en un mundo más seguro.

“Prefiero combatir a los terroristas en otros territorios a tener que hacerlo en nuestro propio suelo si él necesita ir tantas veces como lo hizo, pero por nuestros hijos espero que no tenga que volver a hacerlo. Si todo ha terminado bien esta vez, entonces está bien” afirma.

El mayor Williams estuvo en varias oportunidades en situaciones de combate en Irak. A su regreso ha sido distinguido con la medalla de bronce, sin embargo dice que el mayor reconocimiento es saber que tomó parte de una misión para que el país sea más seguro a partir del derrocamiento de Saddam Hussein y de combatir al terrorismo como el de al-Qaeda.

“Realmente ha sido un gran logro en términos de que hemos liberado a una nación, hemos dado cuenta del enemigo en su propio territorio, en vez de esperar que nos volvieran a atacar. En el largo término creo que esta misión va a salvar la vida de muchos soldados y de muchos civiles en nuestro país, en vez de enfrentar nuevas bajas y tener otros 11 de septiembre”, afirma Williams.

Como miles de otros que regresan a Fort Hood, Williams se incorpora a un programa de reintegración, mientras se prepara para su nuevo papel como soldado en la base.

“Mi plan ahora es reintegrarme con mi familia, volver a comenzar, reubicarme, volver a mi unidad después de las fiestas de fin de año y estar preparado mientras mi unidad va a través del proceso de reinserción que se produce cuando uno reinicia su actividad dejando todo el equipamiento y vuelve a la vida militar”.

El mayor Williams dice que la guerra contra el terrorismo no ha finalizado y su nuevo trabajo ahora es estar preparado por los nuevos compromisos, donde sea y cuando sea.

Para su familia en tanto, su regreso a casa marca la llegada de un nuevo período de paz en el hogar y en el país.

XS
SM
MD
LG