Enlaces para accesibilidad

Piden prevenir desarrollo de “robots asesinos”

  • Voz de América - Redacción

La proliferación de los drones llevó a la ONU a buscar prevenir la aparición de sistemas de armas autónomas.

La proliferación de los drones llevó a la ONU a buscar prevenir la aparición de sistemas de armas autónomas.

La ONU lleva a cabo convención que busca prevenir el desarrollo de sistemas letales autónomos.

La “Campaña para Detener Robots Asesinos" está instando a los gobiernos que asisten a una conferencia de la ONU prevenir el desarrollo de sistemas letales autónomos que tengan poder de vida o muerte sin ningún control humano.

Muchos de los 120 estados que forman parte de la Convención sobre Amas Convencionales están participando en la reunión de esta semana sobre sistemas de armas letales autónomas.

Alrededor de dos tercios de los más de 30 países que intervinieron en la sesión de apertura expresaron su deseo de mantener un control humano significativo sobre el uso y funcionamiento de los sistemas de armas.

Una serie de países pidió una prohibición de las armas autónomas. Sólo Estados Unidos dijo que era prematuro considerar una prohibición, mientras Gran Bretaña y Francia mostraron dudas sobre la promulgación de una nueva ley.

De todas formas, el director del grupo Artículo 36, Thomas Nash, dijo que el debate de apertura fue alentador.

"Es un problema urgente. Si nos fijamos en la proliferación de los drones y el uso de aviones no tripulados, estos aparecieron de la nada. Y ahora estamos reaccionando para tratar de tener algún tipo de control sobre el funcionamiento de los sistemas de aviones no tripulados. Hoy tenemos la oportunidad de hacer algo antes de que nos enfrentamos a esa situación sobre sistemas que realmente pueden funcionar sin control humano", dijo.

Artículo 36 es uno de los varios grupos que fundaron la “Campaña para Detener los Robots Asesinos”.

Estados Unidos, China, Israel, Corea del Sur, Rusia y Gran Bretaña han realizado avances en este tipo de sistemas.

Un informe de Human Rights Watch cita preocupaciones legales, éticas, técnicas y operacionales sobre sistemas de armas que puedan seleccionar objetivos de ataque sin intervención humana. Bonnie Doeherty, autor del informe, dijo que sin la rendición de cuentas, programadores, fabricantes, y el personal militar podían eludir su responsabilidad por muertes ilegales y lesiones causadas por armas completamente autónomas.

"La responsabilidad de las personas no es un mero tecnicismo legal. Tiene un impacto significativo para las víctimas y para la sociedad. Si no hay rendición de cuentas, no hay ningún impedimento para violaciones futuras. No hay castigo para las víctimas. No hay condena social ni moral por un acto", dijo Doeherty.

La Premio Nobel de la Paz, Jody Williams, dijo que era de vital importancia prevenir cuanto antes el desarrollo de este tipo de ssitemas.

"Es tan revolucionario como las bombas nucleares, como la pólvora. En nuestra opinión, es un gran salto hacia atrás moral y éticamente. Estados Unidos y el Reino Unido podrían argumentar que es un gran paso adelante", dijo.

Williams dijo que el desarrollo de robots asesinos no es inevitable. En 1995 las naciones preventivamente prohibieron armas láser cegadoras bajo la Convención de la ONU sobre Armas Convencionales.

XS
SM
MD
LG