Enlaces para accesibilidad

Sigue temblando en Nueva Zelanda

  • Voz de América - Redacción

El terremoto provocó la muerte de dos personas y causó daños en Wellington, la capital.

El terremoto provocó la muerte de dos personas y causó daños en Wellington, la capital.

Preocupan los daños a la infraestructura, pero la cifra de muertos no ha aumentado.

Una fuerte réplica del terremoto del domingo sacudió este lunes la Isla Sur de Nueva Zelanda, alterando los nervios de los agotados vecinos, muchos de los cuales pasaron la noche en vela huyendo de un posible tsunami.

"Es una completa devastación... Son meses de trabajo", dijo el primer ministro, John Key, al ministro en funciones de Defensa Civil, Gerry Brownlee, mientras supervisaban los daños.

Key visitó más tarde la zona de Kaikoura y se reunió con residentes locales. Estimó que las tareas de limpieza costarán miles de millones de dólares, y dijo que despejar los escombros y carreteras bloqueadas podría llevar meses.

La carretera principal a la localidad quedó bloqueada en varios puntos por los deslizamientos de tierra. Brownlee señaló que mil turistas se habían quedado atrapados en la población, un destino popular para los viajeros que participan en expediciones de avistamiento de cetáceos.

Un barco de la Marina navegaba hacia la zona para ayudar a transportar hasta lugar seguro a los que se hubieran quedado aislados, indicaron en un comunicado el Ministerio de Defensa Civil y Gestión de Emergencias.

Estaba previsto que personal de Defensa llevara alimentos, agua y otros suministros a Kaikoura el martes.

John Kirby, portavoz del secretario de Estado, John Kerry, dijo que el jefe de la diplomacia estadounidense ofreció “la asistencia que sea necesaria” de parte de Estados Unidos.

El terremoto provocó la muerte de dos personas y causó daños en Wellington, la capital, más de 200 kilómetros (120 millas) al norte. También se sintió con fuerza al sur, en la ciudad de Christchruch, devastada por un sismo en 2011 que mató a 185 personas. Los vecinos dijeron que los temblores se prolongaron unos tres minutos.

Olas de unos dos metros (6,6 pies) golpearon la costa tras el sismo, señaló el primer ministro, pero la advertencia de tsunami se había rebajado ya a advertencias costeras.

Las autoridades no tenían motivos para creer que la cifra de muertos pudiera subir de las dos registradas, añadió.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG