Enlaces para accesibilidad

Oposición siria rechaza plan de transición de ONU

  • Voz de América - Redacción

La secretaria de Estado, Hillary Clinton y el enviado especial de Naciones Unidas, Kofi Anan, sonrien luego del acuerdo de las grandes potencias para implementar un nuevo plan de transición para Siria.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton y el enviado especial de Naciones Unidas, Kofi Anan, sonrien luego del acuerdo de las grandes potencias para implementar un nuevo plan de transición para Siria.

El documento no exige a Bashar al Assad salir del escenario político, pero según EE.UU. deja claro que en Siria no hay futuro para el gobernante.

Las grandes potencias lograron sellar en principio un acuerdo con Rusia y China para el inicio de un proceso de transición en Siria que ponga fin al baño de sangre y permita alcanzar la paz en ese país, sacudido desde hace más de un año por revueltas contra el régimen del presidente Bashar al Assad.

Bajo los términos del acuerdo, Assad podría ser parte de un gobierno de transición, una idea rechazada por muchos. Pero declaraciones a la prensa, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, dijo que el documento deja en claro que no hay futuro en Siria para el actual gobernante.

No obstante, grupos de la oposición siria rechazaron el plan diciendo que es ambiguo y una pérdida de tiempo.

El veterano activista opositor sirio Haitham Maleh dijo: "Cada día me pregunto, ¿no ven ellos como es masacrado el pueblo sirio?. Es una catástrofe. ¿El país ha sido destruido, y ellos quieren que nos sentemos a negociar con el asesino?".

Agregó que el acuerdo era "una pérdida de tiempo" y prometió el domingo que no va a sentarse a negociar con Assad ni otros miembros de su régimen "asesino".

Un portavoz del opositor Consejo Nacional Sirio, Bassam Kodmani, dijo que el acuerdo es "ambiguo" y carece de un mecanismo o un calendario para su implementación.

En las negociaciones llevadas a cabo este sábado en Ginebra tomaron parte la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, los cancilleres de Rusia, China, Gran Bretaña, Francia y representantes de los países árabes y de Naciones Unidas.

El primer objetivo sería conseguir que el gobierno y los rebeldes retomaran el compromiso de establecer un cese el fuego e implementar sin dilaciones el plan de paz de seis puntos acordado con Naciones Unidas y la Liga Árabe, dijo el enviado especial de la ONU Kofi Annan.

Según Annan, el proceso daría paso a un gobierno de transición que podría incluir a miembros del actual régimen y cuya composición sería decidida por los sirios. Rusia siempre rehusó respaldar cualquier acuerdo que exigiera la salida del presidente Assad.

El acuerdo también pide a las autoridades de Damasco liberar los detenidos para poner freno a una crisis que se ha temido pueda llegar a involucrar a los países de toda la región, y que según la oposición siria ha causado la muerte a más de 14.000 personas.

Antes del anuncio hecho por Annan, el ministro de relaciones exteriores del Reino Unido, William Hague, había dicho que Rusia y China estaban dificultando nuevamente las negociaciones del llamado “Grupo de Acción” en Ginebra, pero al final de la jornada se pudo alcanzar un plan.

De acuerdo con esta fórmula, el poder en Siria quedaría en manos de un gobierno transicional y Assad sería despojado de toda autoridad si rehusara aceptarlo. “Assad tendrá que irse, nunca tendrá como aprobación un consentimiento mutuo, dada la sangre que hay en sus manos”, dijo Clinton.

Annan había advertido horas antes que si los miembros permanentes del Consejo de Seguridad no actuaban ahora en Ginebra estaban expuestos a tener que enfrentar una “severa y grave” crisis que podía desencadenar la violencia generalizada en la región y beneficiar al terrorismo.
XS
SM
MD
LG