Enlaces para accesibilidad

Obama considera las opciones en Siria

  • Kent Klein

La imagen de la red de noticias Shaam, testimonia el funeral de varias víctimas tras los ataques en los suburbios de Damásco.

La imagen de la red de noticias Shaam, testimonia el funeral de varias víctimas tras los ataques en los suburbios de Damásco.

El incidente fue calificado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama como de "gran preocupación".

Los gobiernos de Rusia y China se unieron a las voces de la comunidad internacional que piden una investigación sobre un presunto ataque con gas venenoso en un suburbio de Damásco, la capital de Siria.

El incidente fue calificado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama como de "gran preocupación".

El ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia señaló este viernes, que las denuncias de la oposición siria de que cientos de personas murieron esta semana tras un ataque con gas venenoso, debería ser objeto de una investigación objetiva y solicitó al gobierno de Siria su cooperación.

El gobierno de Moscú también pidió a las fuerzas rebeldes que garanticen la seguridad de los investigadores de las Naciones Unidas que están en el país, para analizar denuncias anteriores sobre el uso de armas químicas.

La cancillería rusa dio a conocer la declaración tras una comunicación telefónica entre el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, y el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry.

También el ministerio de Relaciones Exteriores de China respaldó el pedido de una investigación de ONU, y un portavoz de la diplomacia de Beijing dijo a la agencia de noticias estatal Xinhua, que China "se opone firmemente" al uso de armas químicas, no importa quien sea el responsable.

El gobierno de Estados Unidos está presionando por una investigación de Naciones Unidas.

Recopilando información

En una entrevista con CNN el presidente Barack Obama dijo que funcionarios de su gobierno siguen recogiendo información, pero señaló que el ataque reportado es un asunto de "gran preocupación".

El mandatario reconoció que muchas personas en todo el mundo esperan que Estados Unidos tome medidas. Sin embargo, aclaró que "la idea de que Estados Unidos de alguna manera pueda resolver lo que es un conflicto sectario y un problema complejo en Siria, es a veces exagerado".

De todas formas, Obama dijo que el supuesto empleo de armas químicas por parte del gobierno de Siria contra su propio pueblo, ha acelerado el proceso de decisión sobre una respuesta por parte de Estados Unidos. En tal sentido el presidente se enfrenta a una estrecha gama de opciones.

Durante la entrevista con CNN, el presidente describió al presunto empleo de armas químicas por parte del gobierno sirio como de gran preocupación.

"Todavía estamos recopilando información sobre este hecho en particular, pero es muy preocupante", dijo Obama.

El mandatario dijo que la situación requiere la atención de Estados Unidos y la comunidad internacional y que se debe "pensar" en la respuesta, advirtiendo que "actuar apresuradamente en estas cosas... nunca sale bien."

A la vez el presidente subrayó que "tenemos que pensar estratégicamente en nuestro interés nacional a largo plazo".

Obama dijo que iba a buscar apoyo internacional en caso de tomar medidas importantes.

El mandatario estadounidense ha sido criticado por no actuar con más decisión después de decir que el uso de armas químicas por parte de Siria, sería lo que definió como cruzar una "línea roja".

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG