Enlaces para accesibilidad

El baño de sangre se recrudece en Siria


El acuerdo de Kofi Annan lleva en vigor desde abril con pocos resultados, la oposición pide una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

El acuerdo de Kofi Annan lleva en vigor desde abril con pocos resultados, la oposición pide una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

Entre 150 y 200 personas han muerto en la localidad central de Treimsa. La oposición Siria ha criticado la inacción de la comunidad internacional y ha llamado al Consejo de Seguridad de la ONU a reunirse para "parar la locura asesina".

El régimen de Bashar al Assad continúa el baño de sangre. Las tropas gubernamentales sirias han dejado entre 150 y 200 muertos en un ataque con tanques y helicópteros a la localidad de Treimsa, provincia de Hama, en el centro del país.

El Consejo Nacional Sirio (CNS), principal agrupación de los opositores, ha calificado el ataque como "el más infame de los genocidios cometidos por el régimen sirio".

Treimsa "está ahora vacía. Todo el mundo ha muerto o ha huido", contó a una agencia internacional un activista que dijo llamarse Abu Ghazi, añadiendo que las fuerzas del gobierno bombardearon una mezquita en la que se habían refugiado numerosos habitantes.

Mientras que el régimen se empecina en sus posiciones y la comunidad internacional sigue sin llegar a un acuerdo al amparo de Naciones Unidas, principalmente por el apoyo que China y especialmente Rusia prestan al gobierno de Damasco, la oposición siria comienza a perder la paciencia.

La oposición pide al Consejo de Seguridad parar la "locura asesina"

El CNS ha criticado duramente a Rusia y a China, y algunos sectores del Consejo critican también al enviado especial de Naciones Unidas, Kofi Annan cuyo plan de paz lleva en vigor desde abril de 2012 con pocos resultados.
Abdelbasset Sida, se queja de la inacción de la comunidad internacional ante la matanza continuada por parte del gobierno sirio.

Abdelbasset Sida, se queja de la inacción de la comunidad internacional ante la matanza continuada por parte del gobierno sirio.


El presidente del CNS, Abdulbaset Sieda, en rueda de prensa, ha llamado al Consejo de Seguridad de la ONU a reunirse de urgencia para parar “esta locura asesina”. Pide que se apruebe una resolución bajo el capítulo VII, que daría cabida legal a mayores sanciones económicas e incluso a una intervención militar.

Así mismo, el líder opositor, ha pedido a los sirios que salgan a las calles y sigan protestando.

El gobierno de EE.UU. apoya la idea de aprobar dicha resolución, y la secretaria de Estado, Hillary Clinton urgió a la comunidad internacional a aprobarla el pasado viernes 6 de julio en una reunión con el grupo del conocido como “Amigos de Siria”. Para llegar a ese acuerdo, Clinton urgió a la comunidad internacional a dejar ver a Rusia y China que su bloqueo a una solución para la situación siria “tendrá consecuencias”.

El mismo día, en conversación con la Voz de América, el secretario de Estado adjunto para relaciones públicas, Michael Hammer, aseguró que el enfoque de Washington en estos momentos es presionar a Damasco por la vía diplomática y de las sanciones económicas, dejando de lado, una intervención militar.
XS
SM
MD
LG