Enlaces para accesibilidad

Al menos 23 muertos en Siria

  • Voz de América - Redacción

Las protestas siguen en Siria, donde manifestantes reclaman la renuncia de al-Assad.

Las protestas siguen en Siria, donde manifestantes reclaman la renuncia de al-Assad.

Estados Unidos estima que el gobierno de al-Assad es responsable por la muerte de más de 2.000 personas desde que comenzaron las protestas.

Al menos 23 personas murieron este viernes 19 de agosto (2011), cuando fuerzas de seguridad abrieron fuego contra los manifestantes, pese a los llamados de las potencias occidentales para que el presidente Bashar al-Assad deje el poder.

Grupos de derechos humanos dicen que la mayoría de las muertes ocurrieron en la sureña región de Dara. Pero también acusan las fuerzas siriasde disparar y matar a manifestantes en áreas que incluyen un suburbio de Damasco, la capital, y la región central de Homs.

Los activistas sirios dicen que el gobierno del presidente al-Assad continúa la represión contra los manifestantes, a pesar de las demandas de Estados Unidos y la Unión Europea para que renuncie y la condena internacional por el uso de la fuerza contra la población civil.

Miles de manifestantes tomaron las calles en todo Siria, renovando su llamado a la renuncia de Assad. Mientras tanto, grupos de oposición sirios dicen que están cerca de formar una coalición, una medida diseñada para fortalecer sus esfuerzos contra el gobierno de Assad.

Este viernes, la Unión Europea dijo que está considerando ampliar sus sanciones contra Siria, para posiblemente incluir un embargo petrolero.

La presión internacional contra Assad aumentó el pasado jueves, 18 de agosto, cuando Estados Unidos, la Unión Europea y varios países más dijeron por primera vez que el líder sirio debe dejar el poder.

Estados Unidos estima que el gobierno de al-Assad es responsable por la muerte de más de 2.000 personas desde que comenzaron las protestas contra su régimen, en marzo.

El presidente estadounidense, Barack Obama, emitió su primer llamado directo para que Assad deje el poder, diciendo que las declaraciones del líder libio al diálogo y las reformas son vacías de contenido, mientras encarcela, tortura y asesina a su propio pueblo.

La Unión Europea, Gran Bretaña, Francia, Alemania y Canadá también exhortaron a al-Assad a que renuncie.

Rusia, no obstante, se opone a pedir la salida de al-Assad. "No apoyamos esos llamamientos pues estimamos que ahora hay que darle tiempo a Asad para llevar a cabo las reformas que anunció", según un portavoz de la cancillería citado por la agencia AFP.

XS
SM
MD
LG