Enlaces para accesibilidad

El gobierno de Siria se fragmenta


Varios policías sirios fueron asesinados luego de que otros policías desertaran de las filas del gobierno y se unieran a los rebeldes.

Varios policías sirios fueron asesinados luego de que otros policías desertaran de las filas del gobierno y se unieran a los rebeldes.

Decenas de oficiales y guardias de seguridad sirios murieron en cruentas batallas en la tensa región del norte del país.

El gobierno de Siria dijo que 120 miembros de las fuerzas de seguridad murieron cuando “grupos armados” los atacaron en la ciudad de Jisr al-Shughour.

Aparentemente decenas de militares sirios desertaron para unirse a las filas de los rebeldes, lo que significaría una notable fragmentación del régimen del presidente Bashar al-Assad, que ve erosionado semanalmente su poder de 40 años.

Activistas y testigos aseguran que la represión a nivel nacional ha dejado unos 1.300 muertos desde que iniciaron las revueltas para exigir la salida del mandatario Assad, hace tres meses.

Jisr al-Shughour es predominantemente suní, pero en el área hay pueblos alauíes y cristianos.

"Hubo fuego intenso y explosiones muy fuertes del otro lado del río el sábado y domingo", agregó y explicó que no podía ver lo que ocurría desde su casa. "Oímos que hubo matanzas, cadáveres arrojados al río", explicó un testigo bajo condición de anonimato a la agencia The Associated Press.

Un supuesto desertor del ejército, que se identificó como teniente Abdul-Razzaq Tlass, apareció en la televisora al-Yazira e instó a otros oficiales a proteger a los manifestantes contra el régimen.

XS
SM
MD
LG