Enlaces para accesibilidad

El "manto sagrado" de Cristo

  • Voz de América - Redacción

¿Sudario de Cristo?

¿Sudario de Cristo?

Este fin de Semana Santa y por primera vez, en 40 años, miles de millones de personas podrán darle un inusual vistazo a uno de los misterios más grandes del mundo: la Síndona de Turín.

Una nueva investigación, publicada en un libro durante las festividades de “Viernes Santo”, da nueva vida a la autenticidad de la Síndona de Turín. Según el documento, el trozo de tela mortuoria que se cree muestra la imagen de Jesucristo cuando su cuerpo era preparado para entierro, es real, y no un fraude elaborado como muchos sostienen.

“Cuando considera que no hay sustancias, en la tela, que posiblemente pudieron haber sido utilizadas por un artista y el hecho de que la sangre en la tela es sangre humana, puede sugerir que la tela es probablemente auténtica”, explicó Russ Breault, presidente del Proyecto de Educación sobre el Síndona de Turín.

Durante el pasado siglo, el no creyente ha llamado al paño como el “fraude de Turín”, ya que los científicos han utilizado métodos, como datación por medio de carbono, para probar su autenticidad y, recientemente, determinando que es solo una falsificación medieval.

Sin embargo, en este libro, un grupo de científicos de la universidad de Padova, en el norte de Italia, aseguran que han esclarecido la duda.

“No hubo retrato hecho de Jesús, así que la Síndona aún permanece como la mejor evidencia singular que tenemos”, dijo Breault.

Se cree que esta sabana, de un poco más de 4 metros de largo, cubrió el cuerpo crucificado de Jesús hace más de 2000 años. La tela está cubierta de manchas de sangre, tierra y marcas de agua, y muestra una impresión real del rostro de un hombre.

Aun así, no es el ver, sino creer, lo que hace la diferencia.

“El paño sagrado no puede sustituir la fe. Creo que jamás podremos saber, a ciencia cierta, si la Síndona es absolutamente auténtica, ya que no tenemos el ADN de Jesús para compararlo con algo que podamos extraer del paño mismo”, finalizó Breault.

La Síndona también estará en la palma de la mano de quien quiera conocerla gracias a una nueva aplicación para teléfonos inteligentes que lleva la sábana sagrada al mundo digital por primera vez.
XS
SM
MD
LG