Enlaces para accesibilidad

Sexto muerto por frío en Uruguay

  • Voz de América - Redacción

El presidente José Mujica dijo que no pueden morir más personas de hipotermia y ordenó la creación de una comisión para tratar la situación de emergencia.

Las bajas temperaturas en Uruguay cobraron una sexta víctima en medio de críticas a la gestión del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), que debió reforzar su asistencia a los indigentes por orden expresa del presidente José Mujica.

El mandatario dijo en reunión con sus ministros el lunes pasado que no puede haber más fallecidos por hipotermia y encargó la creación de una comisión interministerial integrada por cinco carteras así como por la Intendencia de Montevideo.

El martes de noche, falleció un hombre de 69 años por el frío en el departamento de Durazno. Si bien no vivía en la calle como las otras cinco personas que murieron de hipotermia, “estaba en la casa pero aparentemente en condiciones bastantes precarias”, dijo un médico forense al periódico El País.

En los primeros dos días de un operativo especial llevado a cabo por brigadas del Mides con el apoyo de asistentes sociales, psicólogos y psiquiatras, lograron convencer a 177 indigentes de pasar la noche en refugios, según el periódico El Observador.

Ocho más tuvieron que ser trasladados a la fuerza, una medida autorizada por Mujica para evitar que las personas pernocten en la calle ante el riesgo que presenta la ola de frío polar.

Según datos de Presidencia, hay un “núcleo más duro” de 550 indigentes –de los cuales el 90% padece patologías psiquiátricas o adicciones a drogas y alcohol- con los cuales es necesario trabajar más para que accedan a ir a los refugios. Unos 17 operan en Montevideo, la capital, aunque el Mides informó que abrirá un espacio paralelo para atender los “casos particulares”.

Si bien una ley de 1936 permite la internación compulsiva de personas con problemas psiquiátricos graves –que debe ser avalada por dos médicos- el Parlamento uruguayo debate la aprobación de un proyecto que daría un marco legal al traslado obligatorio de personas a la intemperie que corren el riesgo de enfermarse o de morir.

En este caso, un médico también deberá acreditar por escrito la existencia de alguno de estos riesgos, reza el texto del proyecto de ley, que fue aprobado por unanimidad en la Cámara de Senadores. Pero este miércoles enfrentaba más resistencia en la Cámara de Diputados por modificaciones que quiere realizar la oposición y que los legisladores oficialistas rechazan.

XS
SM
MD
LG