Enlaces para accesibilidad

Agentes secretos contrataron 21 mujeres en Colombia

  • Voz de América - Redacción

El incidente se habría producido antes del arribo del presidente Obama a Cartagena.

El incidente se habría producido antes del arribo del presidente Obama a Cartagena.

El escándalo involucra agentes del Servicio Secreto que habían viajado a Colombia y ahora también a por lo menos cinco militares que les daban soporte.

Agentes del Servicio Secreto y personal militar de Estados Unidos llevaron a 20 ó 21 mujeres a un hotel en Colombia, en un episodio ocurrido la semana pasada que habría involucrado prostitutas, dijo el martes la senadora Susan Collins.

Collins fue informada del hecho por el director del Servicio Secreto, Mark Sullivan, el lunes por la tarde.

"Hay 11 agentes involucrados. Veinte o 21 mujeres de nacionalidad extranjera fueron llevadas al hotel, además presuntamente marines estuvieron involucrados con el resto", agregó la senadora republicana en comentarios enviados por correo electrónico a Reuters.

Once integrantes del Servicio Secreto de Estados Unidos destinados a la protección del presidente Barack Obama durante su visita a Cartagena perdieron sus acreditaciones mientras se realiza la investigación.

El republicano Peter King, quien dirige la Comisión de Seguridad de la Cámara de Representantes, dijo al programa "Today" de la cadena NBC que si los agentes tenían copias de la agenda del presidente, el incidente "podría haber sido desastroso".

"Esto viola la regla más básica de ser un agente del Servicio Secreto: No permitir a un enemigo potencial en su zona de seguridad", afirmó King, quien añadió que no había visto este comportamiento antes entre agentes del Servicio Secreto.

"El director Sullivan está horrorizado con toda razón por las acciones de los agentes y está llevando a cabo una rigurosa investigación interna", dijo Collins. "El ordenó a todos los agentes volver a Washington inmediatamente y todos han sido entrevistados", añadió.

Collins es la republicana de mayor rango en la Comisión de Seguridad Nacional del Senado, que comparte la jurisdicción sobre el Servicio Secreto con la Comisión Judicial.

La senadora dijo que le hizo varias preguntas a Sullivan, incluyendo quiénes eran las mujeres.

"¿Ellas podrían haber sido miembros de grupos hostiles a Estados Unidos? ¿Podrían haber infiltrado micrófonos ocultos, armas (...) o (...) haber puesto en peligro la seguridad del presidente o de nuestro país?", comentó.

También preguntó si había pruebas de mala conducta anterior, y "dado el número de agentes involucrados, ¿esto indica un problema con la cultura del Servicio Secreto?"

Sullivan se ha comprometido a mantenerla al tanto y Collins dijo que estaba segura de que iba a investigar plenamente y a "adoptar medidas apropiadas contra los agentes de resultar ciertas las acusaciones", agregó en el mensaje.

NBC News dijo que dos supervisores del Servicio Secreto y tres miembros del equipo contra asaltos estaban entre los 11 empleados implicados en la supuesta mala conducta en Colombia.

El coronel del ejército Scott Malcom, vocero del Mando Sur, encargado de organizar el equipo militar asignado a respaldar al Servicio Secreto en Cartagena, se negó a especificar el número de uniformados investigados ni a qué rama de las fuerzas armadas pertenecen.


Obama enojado

Por su parte, el presidente estadounidense Barack Obama dijo que esperaba una investigación "exhaustiva y rigurosa" del escándalo.

El mandatario fue terminando al señalar que “si resulta que algunas de las acusaciones que se han hecho en la prensa se confirman, por supuesto estaré enojado porque mi actitud con respecto al personal del Servicio Secreto no es diferente a lo que espero de mi delegación que está sentada aquí. Estamos representando al pueblo de Estados Unidos”.

El escándalo opacó el trabajo diplomático del presidente en la Cumbre de las Américas realizada en Cartagena.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG