Enlaces para accesibilidad

Agentes secretos podrían revertir renuncias por escándalo

  • Voz de América - Redacción

Un agente del Servicio Secreto abre la puerta de la limosina mientras el presidente Barack Obama arriba al aeropuerto de Cleveland.

Un agente del Servicio Secreto abre la puerta de la limosina mientras el presidente Barack Obama arriba al aeropuerto de Cleveland.

Agentes del Servicio Secreto alegan que sus supervisores sabían que había antecedentes de este tipo y que sus comportamientos eran tolerados.

Los agentes del Servicio Secreto que renunciaron a sus puestos tras el escándalo de prostitución en la Cumbre de las Américas, en Cartagena, Colombia, estarían pensando en revertir sus renuncias, en base a que sus supervisores sabían que había antecedentes de este tipo y que sus comportamientos eran tolerados.

Los reportes de que una situación similar a la de Cartagena, se dio un año antes en El Salvador, cuando el presidente Barack Obama y su familia visitaron San Salvador, demuestra que no fueron comportamientos aislados, como lo declaró la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Janet Napolitano, ante los legisladores, sino más bien situaciones toleradas dentro del servicio.

El escándalo en Cartagena estalló el 12 de abril, cuando una disputa sobre un pago entre una prostituta y un agente del Servicio Secreto llegó al vestíbulo del Hotel Caribe. Desde entonces, una decena de empleados de la agencia, entre ellos dos supervisores, y 12 miembros de las fuerzas militares han sido implicados en el incidente.

El jueves la televisora KIRO-TV de Seattle transmitió un reportaje en el que se asegura que especialistas militares y agentes del Servicio Secreto visitaron “tres noches seguidas”, el club nocturno "Lips" , en San Salvador, días antes de que el presidente Obama y su familia llegaran a El Salvador para reunirse con el presidente salvadoreño Mauricio Funes.

De acuerdo al reportaje, los agentes bebieron abundamente y accedieron a la zona VIP del establecimiento, en donde habrían pagado por favores sexuales y por lo menos dos de los agentes habrían llevado mujeres a sus habitaciones del hotel.

Un subcontratista que supuestamene apoyaba el equipo de avanzada, dijo que los agentes incluso se jactaban que eran miembros del Servicio Secreto de Obama, para sacar conversación a las bailarinas exóticas del club.

Según la periodista del Washington Post, Carol Leoning, invitada por la cadena CNN esta mañana de viernes para comentar sobre el asunto, fuentes del Servicio Secreto a las que no identificó, le hicieron ver que "la única diferencia entre Cartagena y otras situaciones anteriores es que lo de Colombia se hizo público".

Sus fuentes también le habrían asegurado que tanto en Cartagena como en San Salvador, los agentes no estaban en servicio y que por lo tanto tenían derecho a divertirse en su tiempo libre.

Leoning señaló que si bien el manual de procedimientos del Servicio Secreto no establece claramente si una situación así es permitida, se supone que los agentes deben tener "la mente despejada" al regresar a sus funciones, al siguiente día.

Ayer el secretario de Defensa, Leon Panetta. dijo en Chile que los comentarios sobre situaciones similares de "conductas indebidas" eran sólo un "rumor"y negó que haya otras investigaciones en marcha que no sea la que está llevando a cabo en Cartagena.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG