Enlaces para accesibilidad

Escándalo en Cartagena sin relación con cárteles

  • Voz de América - Redacción

El Hotel El Caribe en Cartagena, Colombia, fue el centro del escándalo.

El Hotel El Caribe en Cartagena, Colombia, fue el centro del escándalo.

Filtran detalles de informe secreto de 24 páginas entregado el martes 1º de mayo al Congreso de Estados Unidos.

Ninguna de las 12 mujeres con las que se involucraron los agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos implicados en un escándalo de prostitución en Colombia estaba conectada con los cárteles de la droga o actividades terroristas, de acuerdo un informe presentado por ese servicio, sobre el que reporta este miércoles 2 de mayo de 2012 el Washington Post.

El martes en la noche, funcionarios del Servicio Secreto presentaron 24 páginas de respuestas escritas a los comités del Congreso que investigan el escándalo del mes pasado que ocurrió antes de la visita del presidente Barack Obama a Cartagena, informó el diario.

La publicación reportó que funcionarios del Congreso que leyeron las respuestas dijeron que la agencia consideró el documento "sensible para la aplicación de la ley" y que pidió a los comités no revelarlo públicamente.

No obstante, funcionarios del Congreso informaron numerosos detalles del mismo.
Por ejemplo, dijeron que el Servicio Secreto desplegó 175 agentes y oficiales en la visita de Obama a Colombia; de éstos, 135 se alojaron en el Hotel Caribe, donde se destapó el escándalo.

Dos de los 12 implicados eran supervisores, tres eran francotiradores y otros tres eran miembros del equipo de contra asalto. Sus carreras abarcaban desde dos años a 22.

Nueve de los 12 empleados pasaron satisfactoriamente los exámenes de polígrafo, pero tres empleados se rehusaron a tomarlos, incluyendo el supervisor que no pagó a la mujer que posteriormente denunció a la policía y a la gerencia del hotel sobre el comportamiento de los estadounidenses.

Investigadores del Servicio Secreto han entrevistado a 10 de las 12 mujeres involucradas -cuyas edades varían entre los 20 y los 39 años- y que va a hablar con las restantes, dijo el diario.

Al menos tres comités del Congreso están investigando el escándalo.
También el martes, la oficina del inspector general del Departamento de Seguridad Nacional dijo al Congreso que revisaría el incidente.

Ocho agentes han dejado el Servicio Secreto desde que estalló el escándalo, a uno le revocaron su autorización de seguridad y otros tres fueron absueltos de cargos de mala conducta.

Separadamente, un oficial que investiga la posible participación de una decena de soldados estadounidenses en el incidente terminó la recolección de pruebas y está trabajando en un reporte de sus conclusiones y recomendaciones, dijo el martes el Ejército de Estados Unidos.
XS
SM
MD
LG