Enlaces para accesibilidad

Esperan más despidos y renuncias en el Servicio Secreto

  • Voz de América - Redacción

Uno de los agentes despedidos se ha visto involucrado ahora en otra polémica por una broma en Facebook involucrando a Sarah Palin.

Uno de los agentes despedidos se ha visto involucrado ahora en otra polémica por una broma en Facebook involucrando a Sarah Palin.

Hasta ahora tres agentes abandonaron el servicio como resultado del escándalo, pero se esperan más despidos y renuncias.

Legisladores de alto rango del Congreso de Estados Unidos reclamaron que más agentes del Servicio Secreto fueran despedidos, tras el escándalo en Colombia que ha afectado seriamente la reputación de la agencia encargada de la protección del presidente de Estados Unidos.

Mientras tanto, otra polémica se ha generado por una broma que uno de los agentes desafectados del servicio publicó en Facebook involucrando a la ex gobernadora de Alaska y ex candidata a la vice presidencia por el Partido Republicano en 2008, Sarah Palin.

Hasta ahora tres agentes abandonaron el servicio como resultado del escándalo. No está claro además cómo el escándalo en Colombia podría llegar a afectar la campaña de reelección del presidente Barack Obama.

El representante republicano Peter King, quien encabeza la comisión que investiga el escándalo dijo que era bien recibida la salida del servicio de los agentes y que no descartaba que siguieran nuevos despedidos o renuncias.

El senador Charles Grassley, el republicano de más alto rango en el Comité Judicial del Senado, dijo que la salida de los agentes del servicio era una buena señal.

En las últimas horas se conocieron los nombres de al menos dos de los agentes involucrados en el caso y que ya no pertenecen al Servicio Secreto. El abogado Lawrence Berger, de la Asociación de Agentes Federales, admitió que será el representante legal de los dos agentes que tenían cargo de supervisores y que fueron despedidos.

Los nombres de los agentes son David Chaney y Greg Stokes. Sin embargo el abogado aclaró que no podría hablar mucho más sobre el caso. "No puedo comentar sobre el asunto debido a que tengo la obligación de la confidencialidad con mis clientes y tengo que respetarla", dijo Berger citado por The Associated Press.

Polémica por broma en Facebook

Mientras tanto, uno de los dos agentes desafectados, David Chaney, se ha visto involucrado en una nueva polémica, en este caso vinculado con la ex gobernadora de Alaska y ex candidata a la vice presidencia por el Partido Republicano en 2008, Sarah Palin.

Chaney había publicado una foto con una broma en Facebook, donde dice que estaba pasando inspección a Palin, cuando fue su escolta en 2008. “Yo realmente estaba pasando inspección, ¿saben a lo que me refiero?”, escribió Chaney en respuesta a otro comentario sobre la foto de 2009, lo cual fue inicialmente informado por el diario The Washington Post.

En una reacción inmediata, Sarah Palin dijo, al ser entrevistada en Fox News, que la broma se le ha vuelto en su contra a Chaney. “Bueno, pasa inspección ahora a esto, amigo: ¡Estás despedido!”, dijo Palin y agregó que espera que la esposa del ex agente también lo despida y agregó, como lo han hecho otros republicanos, que el escándalo es “síntoma de un gobierno sin control”.

Mancha sobre la imagen del Servicio Secreto

En total once integrantes del Servicio Secreto están acusados de haber llevado prostitutas al hotel donde se alojaban, la semana pasada, en Cartagena de Indias, Colombia, cuando trabajaban en los preparativos de seguridad del presidente Barack Obama y la delegación estadounidense a la Cumbre de las Américas.

Investigadores del Servicio secreto se encuentran en Colombia, donde llevan a cabo investigaciones en relación con el incidente.

El co-autor de un libro sobre la interna del trabajo en el Servicio Secreto, Jeffrey Robinson, dice que el escándalo ha manchado la imagen de la agencia.

“Manchado es la palabra adecuada, y es por eso que muchos agentes están realmente preocupados”, dijo Robinson. “Están furiosos que estos once agentes colocaron a toda la agencia en el foco de atención y afectaron a muchos agentes –a todos los agentes- que hacen bien su trabajo”, afirmó.

Sin embargo, frente a los cuestionamientos de cómo podría afectar esta situación al presidente Obama, Robinson dice que es muy poco sino nada lo que el gobierno podría haber hecho para prevenir que los once agentes se involucraran con prostitutas.

“Cualquiera que trate de hacer de esto algo más que once personas alcoholizadas haciendo lo que once personas bajo los efectos de la bebida y con tiempo libre hicieron, saliendo en búsqueda de prostitutas y ese tipo de cosas, solamente no es justo. Es totalmente equivocado”, afirmó.

De todas formas, Robinson estima que el escándalo del Servicio Secreto probablemente esté olvidado en menos de un año.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG