Enlaces para accesibilidad

Renuncia directora del Servicio Secreto

  • Voz de América - Redacción

La jefa del Servicio Secreto Julia Pierson dimitió tras las graves fallas de seguridad que presentó la agencia recientemente en su tarea de proteger al presidente Barack Obama.

La directora del Servicio Secreto Julia Pierson renunció tras las graves fallas de seguridad que presentó la agencia recientemente en su tarea de proteger al presidente Barack Obama.

El secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, dijo el miércoles que Pierson ofreció su renuncia, y él la aceptó.

La decisión se produjo un día después de su comparecencia ante el Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno en una audiencia en el Congreso se centró en los últimos fallos de seguridad en la Casa Blanca.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que el presidente Obama llegó a la conclusión de que era necesario un nuevo liderazgo de la agencia.

Earnest dijo que Obama llamó Pierson el miércoles para darle las gracias por su labor en el Servicio Secreto y al país.

Se determinó que el nuevo director interino sea Joseph Clancy, un exagente especial.

Earnest dijo que Obama tiene plena confianza en Clancy, y que el gobierno está a la espera de una revisión para determinar si más personas deben ser removidas de sus cargos.

Pierson había trabajado en el Servicio Secreto durante 30 años.

Por su parte, legisladores del Partido Republicano rápidamente dijeron que la renuncia de Pierson y la investigación ordenada por Johnson no pondrán fin a la investigación que lleva a cabo la Casa de Representantes.

“El Comité de Supervisión seguirá examinando fallas claras y serias en el Servicio Secreto”, dijo el presidente de la comisión, representante Darrell Issa. “Los problemas en el Servicio Secreto son anteriores a la señora de Pierson como directora, y su renuncia ciertamente no los resuelve”.

El reemplazo permanente de Pierson probablemente se enfrentará a un proceso de confirmación extenuante een el Congreso.

En una entrevista con Bloomberg tras el anuncio de su renuncia, Pierson dijo que “es doloroso dejar que la agencia cuando se está recuperando de un fallo de seguridad importante.

El Congreso ha perdido la confianza en mi capacidad para dirigir la agencia”, agregó. “Los medios han dejado claro que esto es lo que esperaban”.

Nueva falla de seguridad

Los periódicos The Washington Post y Washington Examiner reportaron que el 16 de septiembre, un contratista de seguridad armado y con tres condenas por asalto y agresión montó en un elevador con Obama en el Centro para Control y Prevención de Enfermedades en Atlanta.

Aparentemente, el Servicio Secreto no revisó los antecedentes del contratista como tiene que hacerlo con toda la gente que se acerque al presidente ya sean empleados, invitados o voluntarios.

El empleado de seguridad despertó las sospechas de los agentes del Servicio Secreto al negarse a dejar de grabar con su móvil a Obama durante los minutos que compartieron espacio.

Cuando salieron del ascensor, los agentes le interrogaron y fue entonces cuando descubrieron que había sido declarado en tres ocasiones culpable por asalto y agresiones, así como que estaba en posesión de un arma en ese momento.

Pierson no remitió informe de lo ocurrido a la unidad de investigación que revisa las violaciones de protocolo, sino que prefirió una revisión interna, según informó el Post.

Pierson fue bombardeada el martes por legisladores con cuestionamientos y críticas sobre otra brecha de seguridad que ocurrió justo días después de que un veterano del Ejército que portaba un chuchillo escalase la valla de la Casa Blanca y corriera hacia la mansión ejecutiva.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG