Enlaces para accesibilidad

Republicanos endurecen oposición a nombramiento a la Corte

  • Voz de América - Redacción

El senador Lindsey Graham, de Carolina del Sur, dijo al terminar una reunión de legisladores republicanos, que "no habrá audiencia, ni votación¨ para un nominado del presidente Obama a la Corte Suprema.

El senador Lindsey Graham, de Carolina del Sur, dijo al terminar una reunión de legisladores republicanos, que "no habrá audiencia, ni votación¨ para un nominado del presidente Obama a la Corte Suprema.

Los miembros de la Comisión Judicial del Senado afirmaron que no habrá audiencia ni votación para considerar un nominado a la Corte Suprema e insistieron que solo el nuevo mandatario del país debe llenar la vacante.

Los miembros de la Comisión Judicial dijeron que si el presidente Barack Obama nomina a una persona para reemplazar al fallecido magistrado Antonin Scalia, no convocarán a una audiencia ni programarán una votación para decidir quien llenará la vacante.

"Ni audiencia ni votación" dijo el senador de Carolina del Sur, Lindsey Graham, al término de una reunión de la Comisión con los líderes republicanos del Senado.

La decisión de la mayoría republicana en el Senado rompe con la tradición de que una comisión senatorial revise y luego ponga a votación la candidatura del nominado, como primer paso en el proceso para nombrar un nuevo juez de la Corte Suprema.

"Creemos que el pueblo estadounidense debe decidir quién hará esta nominación, en lugar de que lo haga un presidente en su último año¨, dijo el senador John Cornyn de Texas, segundo más importante en el Senado e igual que Graham, miembro de la Comisión Judicial.

El senador John McCain dijo que realizar una audiencia para un nominado en este momento "sería una pérdida de tiempo".

Los senadores apuntan que en un discurso en 1992, el entonces senador Joe Biden, presidente de la Comisión Judicial, dijo que en un año de elecciones presidenciales el Senado "no debería considerar realizar audiencias sino hasta después de las elecciones".

Horas antes, Mitch McConnell dijo que su partido no permitiría una votación sobre ningún nominado del presidente Obama, y que "revisarían" el asunto después de las elecciones presidenciales de noviembre.

"Los presidentes tienen el derecho a nominar tanto como el Senado tiene el derecho constitucional a aceptar o retirar su consentimiento" señaló el líder republicano en un discurso en el pleno del Senado. "En este caso el Senado lo retira", dijo.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG