Enlaces para accesibilidad

Preocupa deterioro de Venezuela


Los debates tuvieron lugar en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Los debates tuvieron lugar en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

Una audiencia en el Senado en Washington analiza los retos y el futuro de la política de EE.UU. en América Latina.

El deterioro de la democracia en Venezuela genera real motivo de preocupación para la política de EE.UU. en Latinoamérica, según concluyeron legisladores durante una audiencia en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado en Washington.

Bajo el título “América Latina 2010: oportunidades, retos y el futuro de la política de EE.UU en el Hemisferio”, la audiencia reunió a senadores y expertos en el área que pasaron revista a los objetivos de Washington en la región.

Richard Lugar, el republicano de más rango en la Comisión, destacó que además de la erosión sufrida por la democracia en Venezuela, “altos funcionarios militares venezolanos han sido implicados en actividades de narcotráfico”.

Lugar subrayó que el gobierno del presidente Hugo Chávez “se alínea cada vez más con Irán, Siria y Corea del Norte en asuntos de seguridad internacional y temas de armas de destrucción masiva”.

El demócrata Christopher Dodd, que encabeza la Comisión, apuntó que Venezuela y Cuba “siguen siendo ejemplos de democracias negadas”, y preciso que el asunto no se trata de “un caso de EE.UU. versus Venezuela, sino de Venezuela versus democracia”.

La audiencia sirvió también a modo de despedida formal de Dodd, que este mes se retira luego de una larga carrera de 29 años como legislador.

El también senador demócrata Robert Menéndez señaló que el problema de fondo para Washington en la región “es saber cuál es nuestra agenda”, y precisó que a él le preocupa menos “lo que hacen los Chávez de este mundo” que lo que hace EE.UU. respecto a Latinoamérica.

Según Cynthia Arnson, directora del programa de América Latina del Centro Woodrow Wilson, en Washington, la agenda estadounidense debe pasar por entender que los países del área, incluso aliados como Colombia, tienen también sus propios intereses.

Durante la audiencia también se sugirió que EE.UU. debería nombrar un enviado especial para la región al igual que ha hecho con Oriente Medio y Afganistán.

La propuesta fue hecha Mark Schneider, experto en Latinoamérica del denominado Grupo de Crisis Internacionales, una organización no gubernamental comprometida con la solución de conflictos en diversas partes del mundo.

XS
SM
MD
LG