Enlaces para accesibilidad

Segundo intento para Windows Phone

  • Anchel Labena

Los menús se pueden desplazar vertical y horizontalmente y se llenan automáticamente con su contenido online.

Los menús se pueden desplazar vertical y horizontalmente y se llenan automáticamente con su contenido online.

Microsoft tiene una segunda oportunidad para triunfar en el mercado de los celulares, pero tendrá que convencer a millones de usuarios de que puede superar al todopoderoso iPhone.

En el lucrativo mercado de los celulares cualquier paso en falso puede significar un desastre. Así se ha demostrado con el caso de Apple y los fallos de cobertura de su iPhone 4, pero peor le han salido las cosas a Microsoft con su celular KIN y el embarazoso fracaso en ventas que ha tenido. Por suerte para ellos KIN era sólo un lanzamiento separado de su producto estrella, Windows Phone, y le permitirá aprender de sus errores.

Microsoft no es ningún novato en el terreno de los celulares. De hecho su sistema operativo Windows Mobile existe desde el año 2000, mucho antes que el iPhone o Google Android. Su enfoque siempre había sido el profesional, para empresarios que necesitaran un dispositivo con el que guardar todos sus contactos y citas de calendario. Pero las tendencias actuales han llevado a los usuarios domésticos a reclamar aplicaciones avanzadas en sus teléfonos móviles, y Windows Mobile no supo adaptarse a tiempo.

Ahora Microsoft está ultimando los detalles de su nuevo Windows Phone 7, un nuevo comienzo para renacer desde las cenizas de su antecesor y plantarle cara a Apple y Google antes de que comiencen estas navidades.

La apuesta de Microsoft consiste en no centrarse en un solo dispositivo, sino tener varios productos de distintas marcas como Samsung, Dell y LG con diferentes diseños para cubrir las necesidades de distintos tipos de usuario: algunos con teclado físico, otros con una pantalla más grande... pero todos ellos monitorizados por Microsoft para asegurarse de que cumplen unos estándares de calidad, según afirmaron responsables de Microsoft.

Pero con tantas alternativas en el mercado como Blackberry, los DROID, o iPhone, Windows Phone necesitaba una idea capaz de competir con fuerza. Hemos podido probar cómo funciona Windows Phone 7 y lo que hemos visto hasta el momento nos ha gustado.

La idea principal se basa en abandonar el tradicional sistema de aplicaciones separadas unas de otras y lograr una experiencia cohesiva, en la que todo está unido. Si en el iPhone queremos ver nuestras fotos, habrá que acceder a la aplicación Fotos para ver las que hemos tomado con la cámara, la aplicación Facebook para ver nuestras fotos en la red social, la aplicación Flickr para aquellas subidas en dicha web... En Windows Phone 7 en cambio todas las fotos aparecerán dispuestas en una misma pantalla, sin llegar a mezclarlas todas pero disponibles desde un mismo lugar de forma atractiva.

Lo mismo ocurre con nuestros contactos, donde confluyen sus números de teléfono, direcciones de email, actualizaciones de Facebook, Twitter, etc. Es una estrategia muy distinta a las que se han visto hasta ahora, además de ser muy útil y funcional para aquellos usuarios que viven de lleno en las redes sociales.

Por supuesto las tradicionales aplicaciones de Microsoft Office como Word, Excel, Powerpoint y OneNote también han sido adaptadas para estos celulares.

Cualquier innovación en el terreno de los celulares significa ventajas para los usuarios, que verán ampliada la oferta de productos a elegir, además de que obliga a las empresas a seguir mejorando. Por eso la renovación de los teléfonos de Microsoft, si no acaban tan mal parados como los KIN, son una buena noticia para todos.

¿Resultará exitosa la propuesta de Microsoft? ¿O preferirá el público el modelo tradicional de aplicaciones separadas?

XS
SM
MD
LG