Enlaces para accesibilidad

Se armó la fiesta


Los mexicanos llegaron a Johannesburgo para compartir sus colores de campeones.

Los mexicanos llegaron a Johannesburgo para compartir sus colores de campeones.

La ciudad de Johannesburgo está de fiesta y los mexicanos están vestidos para su batalla campal en el primer partido inaugural.

Parece un carnaval de Río o de Nueva Orleans. Hay gente bailando en las calles, mujeres gritando, hombres hablando de futbol y jóvenes con sus celulares enviando textos. La ciudad de Johannesburgo está de fiesta.

Desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad, no hay un poste de luz que no tenga un letrero alegórico a la copa 2010.

He visto comerciales del mundial en toda clase de productos, desde sodas hasta celulares, desde hoteles hasta oficinas del gobierno. Todo el mundo aquí lleva la bandera o los colores de Sudáfrica.

Los taxis llevan sus calcomanías, los buses su banderas y los que andan a pie llevan sus camisetas.

Hay edificios pintados con los colores de la selección anfitriona, hay mujeres y hombres con las caras pintadas y hay vendedores ambulantes que ofrecen sus productos en medio de un carnaval de colores.

Aquí todo es de color, no importa de donde venga, todo está basado en colores. Una camiseta azul claro significa que son argentinos, un escudo azul, rojo y blanco, es de Estados Unidos.

Pero si hay un color que no puede faltar aquí en Johannesburgo y es el color de la selección mexicana.

En una ciudad donde el español no se habla para nada, es curioso escuchar “Viva México” y cuando volteas descubres que tienes a un grupo de mexicanos caminando por las calles camino al estadio.

“Aquí vinimos a ganar”, es lo único que me dice Esteban, quien llegó desde Guadalajara para apoyar a su selección.

Los mexicanos llegaron con toda su escolta de “fans”, portando banderas, gorras, gorros mexicanos y hasta mariachis. La idea según ellos “es apoyar” a su equipo”.

México se enfrenta a Sudáfrica y los mexicanos que llegan aseguran que los van a hacer “trizas” y los van a humillar en su propia tierra.

Sin embargo, Kim Ntshane, sudafricana por supuesto, cree que los mexicanos tienen todo el derecho a soñar con el triunfo.

XS
SM
MD
LG